Recetas tradicionales

Donde los sueños y la realidad chocan: el hotel Krystall de Noruega será un copo de nieve flotante

Donde los sueños y la realidad chocan: el hotel Krystall de Noruega será un copo de nieve flotante


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Posiblemente salido directamente de nuestros sueños de la infancia, el próximo Krystall Hotel de 86 habitaciones con forma de copo de nieve llegará a las aguas de los fiordos de Tromsø, Noruega, en diciembre de 2016. Ubicado en el círculo polar ártico, el hotel será el perfecto lugar de observación de la Aurora Boreal que se puede ver hacia arriba a través de los techos de vidrio de las habitaciones.

La construcción se realizará en varios diques secos a partir de mediados de 2015 mientras se coloca una base de cemento bajo el agua. A partir de ahí, las piezas individuales del hotel se unirán y se unirán a través de un sistema de amortiguación en su forma de copo de nieve prevista. Y, la mecánica de amortiguación jugará un papel importante en el hotel ya que, aunque la estructura podrá moverse hasta tres metros y medio con el flujo y reflujo del agua, los huéspedes mantendrán la cómoda sensación de estar en tierra firme.

Los desarrolladores Dutch Docklands se unieron a los arquitectos acuáticos Waterstudio para este impresionante proyecto que ha estado en proceso desde 2008. La experiencia de Waterstudio es primordial en la creación del Hotel Krystall y han estado detrás de algunas de las estructuras flotantes más geniales. Estos incluyen una mezquita flotante en los Emiratos Árabes Unidos, numerosas villas de agua en todo el mundo y un restaurante flotante en Francia. La mayoría de sus creaciones tienen ese suave ambiente del norte de Europa, pero de vez en cuando consiguen soltarse y encontrar algo tan inspirado como Krystall Hotel.

Como corresponde a la forma inspirada en la naturaleza del hotel, el arquitecto Koen Olthuis ha declarado que el hotel será "un desarrollo sin cicatrices". Si, por alguna razón, el hotel necesita ser deconstruido, se informa que se puede hacer relativamente rápido sin dejar ninguna indicación de que alguna vez existió en primer lugar. Las tecnologías a bordo del Krystall Hotel también le permitirán ser autosostenible y capaz de mantenerse a sí mismo indefinidamente. Las comodidades previstas para el hotel incluyen un completo spa, centro de bienestar e instalaciones para conferencias. Pero, seamos honestos, estamos realmente emocionados de dormir dentro de un copo de nieve.


NOTICIAS DE LA TORMENTA

Recientemente, me mudé a un apartamento pintoresco en la ciudad. Es pequeño, sin nada particularmente interesante además de la bulliciosa calle a la que da. Sin embargo, desde que me mudé, por la noche, justo cuando estoy a punto de quedarme dormido, puedo escuchar un leve murmullo detrás de mi pared. Cuando me mudé aquí, era consciente de la ruidosa calle y esperaba que las noches no fueran aptas para el cricket. Por lo tanto, nunca me di cuenta de que culpaba al ruido extraño de la ruidosa calle de afuera, hasta esta noche.

Verá, desde que me mudé, el ruido más allá de la pared de mi habitación se ha vuelto cada vez más fuerte. Gradualmente, estos ruidos se volvieron extraños, comenzando desde sonidos apagados, hasta murmullos indistinguibles y extendiéndose a una conversación débil, como si dos personas estuvieran de pie con la nariz presionada contra el yeso dentro de la pared.

Se ha vuelto insoportable, incesante. He comenzado a dormir con una almohada sobre mi cabeza o incluso a taparme los oídos con los nudillos solo para atenuar el ruido. Pero no sirve de nada. Esta noche, el ruido es tan fuerte que puedo distinguir la conversación, “¡Me preguntaba si ibas a aparecer! El festival está por comenzar ”, dijo lo que sonaba como una mujer joven. “¡Oh, Dios mío, Laura! No quise hacerte esperar, ya ves que llegué a tiempo, te lo estoy diciendo, pero luego ... "comenzó otra mujer más aguda. Como en este momento, me levanté de la cama y salí a la calle para ver quién estaba parloteando sobre un festival inexistente un miércoles por la noche. Pero cuando salí estaba vacío, ni una sola persona, ni un solo automóvil en movimiento a la vista.

De repente, escuché un chillido ensordecedor, pero profundo, seguido de lo que sonó como una explosión proveniente de mi apartamento de arriba. Me di la vuelta para enfrentar mi complejo. La ventana de mi dormitorio brillaba en azul como si hubiera una luz de faro teñida de azul colocada en el alféizar de mi ventana. ¿Qué diablos podría ser eso? ¿Por qué nadie se alarma? Corrí adentro.

Para mi incredulidad, cuando abrí la puerta de mi dormitorio, vi una vista inimaginable. Mi habitación estaba llena de todas mis cosas quemadas, y mi pared se agrietó de arriba a abajo, dejando un gran agujero en mi pared debajo del papel tapiz y el marco. ¡Todo a la vista estaba chisporroteando y cubierto de hollín! ¿Había explotado algo? Pero no puede ser. Cuando miré a través del agujero en la pared, no conducía a la calle vacía de abajo, sino que estaba frente a otra calle que conducía a otro lugar que no podía recordar. No sé qué se apoderó de mi curiosidad, pero salté a una calle extraña y vi que la pared de mi mundo familiar se evaporaba detrás de mí.

Me di la vuelta, contemplando el paisaje. Este lugar era como una colcha de retazos, cosida junto con una colección de edificios de aspecto extraño, que iban desde pequeñas chozas hasta grandes torres abrumadoras. Este lugar parecía estar en un valle entre dos grandes montañas en el horizonte. Se veía gente por todas partes, desde charlando en los restaurantes, vendiendo chucherías raras a un lado de la calle, caminando con cara de determinación o riendo con un grupo de amigos. Su ropa era aleatoria, es como si tuvieras que vestir a alguien con cosas diferentes a los puntos elegidos por los dardos en la historia y la ropa que verías en una película de ciencia ficción del futuro, mientras todos combinan perfectamente. Mientras trataba de absorber más de este lugar, escuché el mismo chillido ensordecedor desde mi habitación, aunque esta vez sonó como una máquina cargándose. Me enfrenté en la dirección del ruido y vi un lagarto gigante con forma de serpiente frente a mí, flotando en el cielo con el mismo resplandor azul, como un rayo, acumulándose en su boca. La gente ya no estaba tranquila, corriendo en todas direcciones, dejando sus puestos desatendidos, corriendo con sus amigos lejos de la criatura, empujándose unos a otros fuera del camino en el proceso. ¿Qué diablos es esa cosa? ¿Qué debo hacer? Empecé a correr. Me escapé de la criatura mientras el sonido seguía creciendo. Giré la cabeza para verlo una vez más, cuando algo me golpeó fuerte en la cabeza y el suelo se convirtió en el cielo nocturno.


NOTICIAS DE LA TORMENTA

Recientemente, me mudé a un apartamento pintoresco en la ciudad. Es pequeño, sin nada particularmente interesante además de la bulliciosa calle a la que da. Sin embargo, desde que me mudé, por la noche, justo cuando estoy a punto de quedarme dormido, puedo escuchar un leve murmullo detrás de mi pared. Cuando me mudé aquí, era consciente de la ruidosa calle y esperaba que las noches no fueran aptas para el cricket. Por lo tanto, nunca me di cuenta de que culpaba al ruido extraño de la ruidosa calle de afuera, hasta esta noche.

Verá, desde que me mudé, el ruido más allá de la pared de mi habitación se ha vuelto cada vez más fuerte. Gradualmente, estos ruidos se volvieron extraños, comenzando desde sonidos apagados, hasta murmullos indistinguibles y extendiéndose a una conversación débil, como si dos personas estuvieran de pie con la nariz presionada contra el yeso dentro de la pared.

Se ha vuelto insoportable, incesante. He comenzado a dormir con una almohada sobre mi cabeza o incluso a taparme los oídos con los nudillos solo para atenuar el ruido. Pero no sirve de nada. Esta noche, el ruido es tan fuerte que puedo distinguir la conversación, “¡Me preguntaba si ibas a aparecer! El festival está por comenzar ”, dijo lo que sonaba como una mujer joven. “¡Oh, Dios mío, Laura! No quise hacerte esperar, ya ves que llegué a tiempo, te lo estoy diciendo, pero luego ... "comenzó otra mujer más aguda. Como en este momento, me levanté de la cama y salí a la calle para ver quién estaba parloteando sobre un festival inexistente un miércoles por la noche. Pero cuando salí estaba vacío, ni una sola persona, ni un solo automóvil en movimiento a la vista.

De repente, escuché un chillido penetrante, pero profundo, seguido de lo que sonó como una explosión proveniente de mi apartamento de arriba. Me di la vuelta para enfrentar mi complejo. La ventana de mi dormitorio brillaba en azul como si hubiera una luz de faro teñida de azul colocada en el alféizar de mi ventana. ¿Qué diablos podría ser eso? ¿Por qué nadie se alarma? Corrí adentro.

Para mi incredulidad, cuando abrí la puerta de mi dormitorio, vi una vista inimaginable. Mi habitación estaba llena de todas mis cosas quemadas, y mi pared se agrietó de arriba a abajo, dejando un gran agujero en mi pared debajo del papel tapiz y el marco. ¡Todo a la vista estaba chisporroteando y cubierto de hollín! ¿Había explotado algo? Pero no puede ser. Cuando miré a través del agujero en la pared, no conducía a la calle vacía de abajo, sino que estaba frente a otra calle que conducía a otro lugar que no podía recordar. No sé qué se apoderó de mi curiosidad, pero salté a una calle extraña y vi que la pared de mi mundo familiar se evaporaba detrás de mí.

Me di la vuelta, contemplando el paisaje. Este lugar era como una colcha de retazos, cosida junto con una colección de edificios de aspecto extraño, que iban desde pequeñas chozas hasta grandes torres abrumadoras. Este lugar parecía estar en un valle entre dos grandes montañas en el horizonte. Se veía gente por todas partes, desde charlando en los restaurantes, vendiendo chucherías raras a un lado de la calle, caminando con cara de determinación o riendo con un grupo de amigos. Su ropa era aleatoria, es como si tuvieras que vestir a alguien con cosas diferentes a los puntos elegidos por los dardos en la historia y la ropa que verías en una película de ciencia ficción del futuro, mientras todos combinan perfectamente. Mientras trataba de absorber más de este lugar, escuché el mismo chillido ensordecedor desde mi habitación, aunque esta vez sonó como una máquina cargándose. Me enfrenté en la dirección del ruido y vi un lagarto gigante con forma de serpiente frente a mí, flotando en el cielo con el mismo resplandor azul, como un rayo, acumulándose en su boca. La gente ya no estaba tranquila, corriendo en todas direcciones, dejando sus puestos desatendidos, corriendo con sus amigos lejos de la criatura, empujándose unos a otros fuera del camino en el proceso. ¿Qué diablos es esa cosa? ¿Qué debo hacer? Empecé a correr. Me escapé de la criatura mientras el sonido seguía creciendo. Giré la cabeza para verlo una vez más, cuando algo me golpeó fuerte en la cabeza y el suelo se convirtió en el cielo nocturno.


NOTICIAS DE LA TORMENTA

Recientemente, me mudé a un apartamento pintoresco en la ciudad. Es pequeño, sin nada particularmente interesante además de la bulliciosa calle a la que da. Sin embargo, desde que me mudé, por la noche, justo cuando estoy a punto de quedarme dormido, puedo escuchar un leve murmullo detrás de mi pared. Cuando me mudé aquí, estaba consciente de la ruidosa calle y esperaba que las noches no fueran aptas para el cricket. Por lo tanto, nunca me di cuenta de que culpaba al ruido extraño de la ruidosa calle de afuera, hasta esta noche.

Verá, desde que me mudé, el ruido más allá de la pared de mi habitación se ha vuelto cada vez más fuerte. Gradualmente, estos ruidos se volvieron extraños, comenzando desde sonidos apagados, hasta murmullos indistinguibles y extendiéndose a una conversación débil, como si dos personas estuvieran de pie con la nariz presionada contra el yeso dentro de la pared.

Se ha vuelto insoportable, incesante. He comenzado a dormir con una almohada sobre mi cabeza o incluso a taparme los oídos con los nudillos solo para atenuar el ruido. Pero no sirve de nada. Esta noche, el ruido es tan fuerte que puedo distinguir la conversación, “¡Me preguntaba si ibas a aparecer! El festival está por comenzar ”, dijo lo que sonaba como una mujer joven. “¡Oh, Dios mío, Laura! No quise hacerte esperar, ya ves que llegué a tiempo, te lo estoy diciendo, pero luego ... "comenzó otra mujer más aguda. Como en este momento, me levanté de la cama y salí a la calle para ver quién estaba parloteando sobre un festival inexistente un miércoles por la noche. Pero cuando salí estaba vacío, ni una sola persona, ni un solo automóvil en movimiento a la vista.

De repente, escuché un chillido ensordecedor, pero profundo, seguido de lo que sonó como una explosión proveniente de mi apartamento de arriba. Me di la vuelta para enfrentar mi complejo. La ventana de mi dormitorio brillaba en azul como si hubiera una luz de faro teñida de azul colocada en el alféizar de mi ventana. ¿Qué diablos podría ser eso? ¿Por qué nadie se alarma? Corrí adentro.

Para mi incredulidad, cuando abrí la puerta de mi dormitorio, vi una vista inimaginable. Mi habitación estaba llena de todas mis cosas quemadas, y mi pared se agrietó de arriba hacia abajo, dejando un gran agujero en mi pared debajo del papel tapiz y el marco. ¡Todo a la vista estaba chisporroteando y cubierto de hollín! ¿Había explotado algo? Pero no puede ser. Cuando miré a través del agujero en la pared, no conducía a la calle vacía de abajo, sino que estaba frente a otra calle que conducía a otro lugar que no podía recordar. No sé qué se apoderó de mi curiosidad, pero salté a una calle extraña y vi que la pared de mi mundo familiar se evaporaba detrás de mí.

Me di la vuelta, contemplando el paisaje. Este lugar era como una colcha de retazos, cosida junto con una colección de edificios de aspecto extraño, que iban desde pequeñas chozas hasta grandes torres abrumadoras. Este lugar parecía estar en un valle entre dos grandes montañas en el horizonte. Se veía gente por todas partes, desde charlando en restaurantes, vendiendo chucherías raras a un lado de la calle, caminando con cara de determinación o riendo con un grupo de amigos. Su ropa era aleatoria, es como si tuvieras que vestir a alguien con cosas diferentes a los puntos elegidos por los dardos en la historia y la ropa que verías en una película de ciencia ficción del futuro, mientras todos combinan perfectamente. Mientras trataba de absorber más de este lugar, escuché el mismo chillido ensordecedor desde mi habitación, aunque esta vez sonó como una máquina cargándose. Me enfrenté en la dirección del ruido y vi un lagarto gigante con forma de serpiente frente a mí, flotando en el cielo con el mismo resplandor azul, como un rayo, acumulándose en su boca. La gente ya no estaba tranquila, corriendo en todas direcciones, dejando sus puestos desatendidos, corriendo con sus amigos lejos de la criatura, empujándose unos a otros fuera del camino en el proceso. ¿Qué diablos es esa cosa? ¿Qué debo hacer? Empecé a correr. Me escapé de la criatura mientras el sonido seguía creciendo. Giré la cabeza para verlo una vez más, cuando algo me golpeó fuerte en la cabeza y el suelo se convirtió en el cielo nocturno.


NOTICIAS DE LA TORMENTA

Recientemente, me mudé a un apartamento pintoresco en la ciudad. Es pequeño, sin nada particularmente interesante además de la bulliciosa calle a la que da. Sin embargo, desde que me mudé, por la noche, justo cuando estoy a punto de quedarme dormido, puedo escuchar un leve murmullo detrás de mi pared. Cuando me mudé aquí, estaba consciente de la ruidosa calle y esperaba que las noches no fueran aptas para el cricket. Por lo tanto, nunca me di cuenta de que culpaba al ruido extraño de la ruidosa calle de afuera, hasta esta noche.

Verá, desde que me mudé, el ruido más allá de la pared de mi habitación se ha vuelto cada vez más fuerte. Gradualmente, estos ruidos se volvieron extraños, comenzando desde sonidos apagados, hasta murmullos indistinguibles y extendiéndose a una conversación débil, como si dos personas estuvieran de pie con la nariz presionada contra el yeso dentro de la pared.

Se ha vuelto insoportable, incesante. He comenzado a dormir con una almohada sobre mi cabeza o incluso a taparme los oídos con los nudillos solo para atenuar el ruido. Pero no sirve de nada. Esta noche, el ruido es tan fuerte que puedo distinguir la conversación, “¡Me preguntaba si ibas a aparecer! El festival está por comenzar ”, dijo lo que sonaba como una mujer joven. “¡Oh, Dios mío, Laura! No quise hacerte esperar, ya ves que llegué a tiempo, te lo estoy diciendo, pero luego ... "comenzó otra mujer más aguda. Como en este momento, me levanté de la cama y salí a la calle para ver quién estaba parloteando sobre un festival inexistente un miércoles por la noche. Pero cuando salí estaba vacío, ni una sola persona, ni un solo automóvil en movimiento a la vista.

De repente, escuché un chillido penetrante, pero profundo, seguido de lo que sonó como una explosión proveniente de mi apartamento de arriba. Me di la vuelta para enfrentar mi complejo. La ventana de mi dormitorio brillaba en azul como si hubiera una luz de faro teñida de azul colocada en el alféizar de mi ventana. ¿Qué diablos podría ser eso? ¿Por qué nadie se alarma? Corrí adentro.

Para mi incredulidad, cuando abrí la puerta de mi dormitorio, vi una vista inimaginable. Mi habitación estaba llena de todas mis cosas quemadas, y mi pared se agrietó de arriba hacia abajo, dejando un gran agujero en mi pared debajo del papel tapiz y el marco. ¡Todo a la vista estaba chisporroteando y cubierto de hollín! ¿Había explotado algo? Pero no puede ser. Cuando miré a través del agujero en la pared, no conducía a la calle vacía de abajo, sino que estaba frente a otra calle que conducía a otro lugar que no podía recordar. No sé qué se apoderó de mi curiosidad, pero salté a una calle extraña y vi que la pared de mi mundo familiar se evaporaba detrás de mí.

Me di la vuelta, contemplando el paisaje. Este lugar era como una colcha de retazos, cosida junto con una colección de edificios de aspecto extraño, que iban desde pequeñas chozas hasta grandes torres abrumadoras. Este lugar parecía estar en un valle entre dos grandes montañas en el horizonte. Se veía gente por todas partes, desde charlando en restaurantes, vendiendo chucherías raras a un lado de la calle, caminando con cara de determinación o riendo con un grupo de amigos. Su ropa era aleatoria, es como si tuvieras que vestir a alguien con cosas diferentes a los puntos elegidos por los dardos en la historia y la ropa que verías en una película de ciencia ficción del futuro, mientras todos combinan perfectamente. Mientras trataba de absorber más de este lugar, escuché el mismo chillido ensordecedor desde mi habitación, aunque esta vez sonó como una máquina cargándose. Me enfrenté en la dirección del ruido y vi un lagarto gigante con forma de serpiente frente a mí, flotando en el cielo con el mismo resplandor azul, como un rayo, acumulándose en su boca. La gente ya no estaba tranquila, corriendo en todas direcciones, dejando sus puestos desatendidos, corriendo con sus amigos lejos de la criatura, empujándose unos a otros fuera del camino en el proceso. ¿Qué diablos es esa cosa? ¿Qué debo hacer? Empecé a correr. Me escapé de la criatura mientras el sonido seguía creciendo. Giré la cabeza para verlo una vez más, cuando algo me golpeó fuerte en la cabeza y el suelo se convirtió en el cielo nocturno.


NOTICIAS DE LA TORMENTA

Recientemente, me mudé a un apartamento pintoresco en la ciudad. Es pequeño, sin nada particularmente interesante además de la bulliciosa calle a la que da. Sin embargo, desde que me mudé, por la noche, justo cuando estoy a punto de quedarme dormido, puedo escuchar un leve murmullo detrás de mi pared. Cuando me mudé aquí, estaba consciente de la ruidosa calle y esperaba que las noches no fueran aptas para el cricket. Por lo tanto, nunca me di cuenta de que culpaba al ruido extraño de la ruidosa calle de afuera, hasta esta noche.

Verá, desde que me mudé, el ruido más allá de la pared de mi habitación se ha vuelto cada vez más fuerte. Gradualmente, estos ruidos se volvieron extraños, comenzando desde sonidos apagados, hasta murmullos indistinguibles y extendiéndose a una conversación débil, como si dos personas estuvieran de pie con la nariz presionada contra el yeso dentro de la pared.

Se ha vuelto insoportable, incesante. He comenzado a dormir con una almohada sobre mi cabeza o incluso a taparme los oídos con los nudillos solo para atenuar el ruido. Pero no sirve de nada. Esta noche, el ruido es tan fuerte que puedo distinguir la conversación, “¡Me preguntaba si ibas a aparecer! El festival está por comenzar ”, dijo lo que sonaba como una mujer joven. “¡Oh, Dios mío, Laura! No quise hacerte esperar, ya ves que llegué a tiempo, te lo estoy diciendo, pero luego ... "comenzó otra mujer más aguda. Como en este momento, me levanté de la cama y salí a la calle para ver quién estaba parloteando sobre un festival inexistente un miércoles por la noche. Pero cuando salí estaba vacío, ni una sola persona, ni un solo automóvil en movimiento a la vista.

De repente, escuché un chillido penetrante, pero profundo, seguido de lo que sonó como una explosión proveniente de mi apartamento de arriba. Me di la vuelta para enfrentar mi complejo. La ventana de mi dormitorio brillaba en azul como si hubiera una luz de faro teñida de azul colocada en el alféizar de mi ventana. ¿Qué diablos podría ser eso? ¿Por qué nadie se alarma? Corrí adentro.

Para mi incredulidad, cuando abrí la puerta de mi dormitorio, vi una vista inimaginable. Mi habitación estaba llena de todas mis cosas quemadas, y mi pared se agrietó de arriba hacia abajo, dejando un gran agujero en mi pared debajo del papel tapiz y el marco. ¡Todo a la vista chisporroteaba y estaba cubierto de hollín! ¿Había explotado algo? Pero no puede ser. Cuando miré a través del agujero en la pared, no conducía a la calle vacía de abajo, sino que estaba frente a otra calle que conducía a otro lugar que no podía recordar. No sé qué se apoderó de mi curiosidad, pero salté a una calle extraña y vi que la pared de mi mundo familiar se evaporaba detrás de mí.

Me di la vuelta, contemplando el paisaje. Este lugar era como una colcha de retazos, cosida junto con una colección de edificios de aspecto extraño, que iban desde pequeñas chozas hasta grandes torres abrumadoras. Este lugar parecía estar en un valle entre dos grandes montañas contra el horizonte. Se veía gente por todas partes, desde charlando en restaurantes, vendiendo chucherías raras a un lado de la calle, caminando con cara de determinación o riendo con un grupo de amigos. Su ropa era aleatoria, es como si tuvieras que vestir a alguien con cosas diferentes a los puntos elegidos por los dardos en la historia y la ropa que verías en una película de ciencia ficción del futuro, mientras todos combinan perfectamente. Mientras trataba de absorber más de este lugar, escuché el mismo chillido ensordecedor desde mi habitación, aunque esta vez sonó como una máquina cargándose. Me enfrenté en la dirección del ruido y vi un lagarto gigante con forma de serpiente frente a mí, flotando en el cielo con el mismo resplandor azul, como un rayo, acumulándose en su boca. La gente ya no estaba tranquila, corriendo en todas direcciones, dejando sus puestos desatendidos, corriendo con sus amigos lejos de la criatura, empujándose unos a otros fuera del camino en el proceso. ¿Qué diablos es esa cosa? ¿Qué debo hacer? Empecé a correr. Me escapé de la criatura mientras el sonido seguía creciendo. Giré la cabeza para verlo una vez más, cuando algo me golpeó fuerte en la cabeza y el suelo se convirtió en el cielo nocturno.


NOTICIAS DE LA TORMENTA

Recientemente, me mudé a un apartamento pintoresco en la ciudad. Es pequeño, sin nada particularmente interesante además de la bulliciosa calle a la que da. Aunque, desde que me mudé, por la noche justo cuando estoy a punto de quedarme dormido, puedo escuchar un leve murmullo detrás de mi pared. Cuando me mudé aquí, era consciente de la ruidosa calle y esperaba que las noches no fueran aptas para el cricket. Por lo tanto, nunca me di cuenta de que culpaba al ruido extraño de la ruidosa calle de afuera, hasta esta noche.

Verá, desde que me mudé, el ruido más allá de la pared de mi habitación se ha vuelto cada vez más fuerte. Gradualmente, estos ruidos se volvieron extraños, comenzando desde sonidos apagados, hasta murmullos indistinguibles y extendiéndose a una conversación débil, como si dos personas estuvieran de pie con la nariz presionada contra el yeso dentro de la pared.

Se ha vuelto insoportable, incesante. He comenzado a dormir con una almohada sobre mi cabeza o incluso a taparme los oídos con los nudillos solo para atenuar el ruido. Pero no sirve de nada. Esta noche, el ruido es tan fuerte que puedo distinguir la conversación, “¡Me preguntaba si ibas a aparecer! El festival está por comenzar ”, dijo lo que sonaba como una mujer joven. “¡Oh, Dios mío, Laura! No quise hacerte esperar, ya ves que llegué a tiempo, te lo estoy diciendo, pero luego ... "comenzó otra mujer más aguda. Como en este momento, me levanté de la cama y salí a la calle para ver quién estaba parloteando sobre un festival inexistente un miércoles por la noche. Pero cuando salí estaba vacío, ni una sola persona, ni un solo automóvil en movimiento a la vista.

De repente, escuché un chillido ensordecedor, pero profundo, seguido de lo que sonó como una explosión proveniente de mi apartamento de arriba. Me di la vuelta para enfrentar mi complejo. La ventana de mi dormitorio brillaba en azul como si hubiera una luz de faro teñida de azul colocada en el alféizar de mi ventana. ¿Qué diablos podría ser eso? ¿Por qué nadie se alarma? Corrí adentro.

Para mi incredulidad, cuando abrí la puerta de mi dormitorio, vi una vista inimaginable. Mi habitación estaba llena de todas mis cosas quemadas, y mi pared se agrietó de arriba hacia abajo, dejando un gran agujero en mi pared debajo del papel tapiz y el marco. ¡Todo a la vista estaba chisporroteando y cubierto de hollín! ¿Había explotado algo? Pero no puede ser. Cuando miré a través del agujero en la pared, no conducía a la calle vacía de abajo, sino que estaba frente a otra calle que conducía a otro lugar que no podía recordar. No sé qué se apoderó de mi curiosidad, pero salté a una calle extraña y vi que la pared de mi mundo familiar se evaporaba detrás de mí.

Me di la vuelta, contemplando el paisaje. Este lugar era como una colcha de retazos, cosida junto con una colección de edificios de aspecto extraño, que iban desde pequeñas chozas hasta grandes torres abrumadoras. Este lugar parecía estar en un valle entre dos grandes montañas en el horizonte. Se veía gente por todas partes, desde charlando en restaurantes, vendiendo chucherías raras a un lado de la calle, caminando con cara de determinación o riendo con un grupo de amigos. Su ropa era aleatoria, es como si tuvieras que vestir a alguien con cosas diferentes a los puntos elegidos por los dardos en la historia y la ropa que verías en una película de ciencia ficción del futuro, mientras todos combinan perfectamente. Mientras trataba de absorber más de este lugar, escuché el mismo chillido ensordecedor desde mi habitación, aunque esta vez sonó como una máquina cargándose. Me enfrenté en la dirección del ruido y vi un lagarto gigante con forma de serpiente frente a mí, flotando en el cielo con el mismo resplandor azul, como un rayo, acumulándose en su boca. La gente ya no estaba tranquila, corriendo en todas direcciones, dejando sus puestos desatendidos, corriendo con sus amigos lejos de la criatura, empujándose unos a otros fuera del camino en el proceso. ¿Qué diablos es esa cosa? ¿Qué debo hacer? Empecé a correr. Me escapé de la criatura mientras el sonido seguía creciendo. Giré la cabeza para verlo una vez más, cuando algo me golpeó fuerte en la cabeza y el suelo se convirtió en el cielo nocturno.


NOTICIAS DE LA TORMENTA

Recientemente, me mudé a un apartamento pintoresco en la ciudad. Es pequeño, sin nada particularmente interesante además de la bulliciosa calle a la que da. Sin embargo, desde que me mudé, por la noche, justo cuando estoy a punto de quedarme dormido, puedo escuchar un leve murmullo detrás de mi pared. Cuando me mudé aquí, estaba consciente de la ruidosa calle y esperaba que las noches no fueran aptas para el cricket. Por lo tanto, nunca me di cuenta de que culpaba al ruido extraño de la ruidosa calle de afuera, hasta esta noche.

Verá, desde que me mudé, el ruido más allá de la pared de mi habitación se ha vuelto cada vez más fuerte. Gradualmente, estos ruidos se volvieron extraños, comenzando desde sonidos apagados, hasta murmullos indistinguibles y extendiéndose a una conversación débil, como si dos personas estuvieran de pie con la nariz presionada contra el yeso dentro de la pared.

Se ha vuelto insoportable, incesante. He comenzado a dormir con una almohada sobre mi cabeza o incluso a taparme los oídos con los nudillos solo para atenuar el ruido. Pero no sirve de nada. Esta noche, el ruido es tan fuerte que puedo distinguir la conversación, “¡Me preguntaba si ibas a aparecer! El festival está por comenzar ”, dijo lo que sonaba como una mujer joven. “¡Oh, Dios mío, Laura! No quise hacerte esperar, ya ves que llegué a tiempo, te lo estoy diciendo, pero luego ... "comenzó otra mujer más aguda. Como en este momento, me levanté de la cama y salí a la calle para ver quién estaba parloteando sobre un festival inexistente un miércoles por la noche. Pero cuando salí estaba vacío, ni una sola persona, ni un solo automóvil en movimiento a la vista.

De repente, escuché un chillido penetrante, pero profundo, seguido de lo que sonó como una explosión proveniente de mi apartamento de arriba. Me di la vuelta para enfrentar mi complejo. La ventana de mi habitación brillaba en azul como si hubiera una luz de faro teñida de azul colocada en el alféizar de mi ventana. ¿Qué diablos podría ser eso? ¿Por qué nadie se alarma? Corrí adentro.

Para mi incredulidad, cuando abrí la puerta de mi dormitorio, vi una vista inimaginable. Mi habitación estaba llena de todas mis cosas quemadas, y mi pared se agrietó de arriba hacia abajo, dejando un gran agujero en mi pared debajo del papel tapiz y el marco. ¡Todo a la vista chisporroteaba y estaba cubierto de hollín! ¿Había explotado algo? Pero no puede ser. Cuando miré a través del agujero en la pared, no conducía a la calle vacía de abajo, sino que estaba frente a otra calle que conducía a otro lugar que no podía recordar. No sé qué se apoderó de mi curiosidad, pero salté a la calle extraña y vi que la pared de mi mundo familiar se evaporaba detrás de mí.

Me di la vuelta, contemplando el paisaje. Este lugar era como una colcha de retazos, cosida junto con una colección de edificios de aspecto extraño, que iban desde pequeñas chozas hasta grandes torres abrumadoras. Este lugar parecía estar en un valle entre dos grandes montañas en el horizonte. Se veía gente por todas partes, desde charlando en los restaurantes, vendiendo chucherías raras a un lado de la calle, caminando con cara de determinación o riendo con un grupo de amigos. Su ropa era aleatoria, es como si tuvieras que vestir a alguien con cosas diferentes a los puntos elegidos por los dardos en la historia y la ropa que verías en una película de ciencia ficción del futuro, mientras todos combinan perfectamente. Mientras trataba de absorber más de este lugar, escuché el mismo chillido ensordecedor desde mi habitación, aunque esta vez sonó como una máquina cargándose. Me enfrenté en la dirección del ruido y vi un lagarto gigante con forma de serpiente frente a mí, flotando en el cielo con el mismo resplandor azul, como un rayo, acumulándose en su boca. La gente ya no estaba tranquila, corriendo en todas direcciones, dejando sus puestos desatendidos, corriendo con sus amigos lejos de la criatura, empujándose unos a otros fuera del camino en el proceso. ¿Qué diablos es esa cosa? ¿Qué debo hacer? Empecé a correr. Me escapé de la criatura mientras el sonido seguía creciendo. Giré la cabeza para verlo una vez más, cuando algo me golpeó fuerte en la cabeza y el suelo se convirtió en el cielo nocturno.


NOTICIAS DE LA TORMENTA

Recientemente, me mudé a un apartamento pintoresco en la ciudad. Es pequeño, sin nada particularmente interesante además de la bulliciosa calle a la que da. Sin embargo, desde que me mudé, por la noche, justo cuando estoy a punto de quedarme dormido, puedo escuchar un leve murmullo detrás de mi pared. Cuando me mudé aquí, era consciente de la ruidosa calle y esperaba que las noches no fueran aptas para el cricket. So, I never took much notice to it blaming the odd noise on the loud street outside, until tonight.

You see, since I moved in, the noise beyond my bedroom wall has become increasingly louder. Gradually these noises became bizarre, starting from muffled sounds, to indistinguishable murmurs, and extending to a faint conversation, as if two people were standing with their noses pressed against the plaster inside the wall.

It has become unbearable, incessant. I’ve begun sleeping with a pillow over my head or even plugging my ears with my knuckles just to dim the noise. But it’s no use. Tonight, the noise is so loud I can distinguish the conversation, “I was wondering if you were going to show up! The festival is just about to start”, said what sounded like a young woman. “Oh goodness Laura! I didn’t mean to keep you waiting, you see I was on time I’m telling you but then-” started another more high-pitched woman. As in this moment I got out of bed and stormed outside onto the street to see who was blabbering about a nonexistent festival on a Wednesday night. But when I got outside it was empty, not a single person, not a single moving car in sight.

Suddenly, I heard an ear-piercing, yet deep screech, followed by what sounded like an explosion coming from my apartment above. I whipped around to face my complex. My bedroom window was glowing blue as if there was a blue tinted lighthouse lumination perched on my windowsill. What on earth could that be? Why is no one alarmed? I ran inside.

To my disbelief, when I opened my bedroom door, I saw an unimaginable sight. My room was littered with my things all scorched, and my wall cracked from the top to the bottom, leaving a gaping hole in my wall beneath the wallpaper and framing. Everything in sight was sizzling and covered in soot! Had something exploded? But it can’t be. When I looked through the hole in the wall it did not lead to the empty street below, but instead, I was facing another street that led to another place I couldnt quite recall. I don’t know what possessed my curiosity, but I jumped onto the odd street, seeing the wall of my familiar world evaporated behind me.

I spun around, taking in the scenery. This place was like a patchwork quilt, sewn together with a collection of strange looking buildings, ranging from small petit huts to large, overpowering towers. This place looked to be in a valley between two large mountains far against the horizon. People were seen everywhere, from chatting about in restaurants, selling weird knickknacks on the side of the street, walking with a face of determination or laughing with a group of friends. Their clothing was random, it is as if you were to dress someone in different things from dart-picked points in history and the clothing you would see in a sci-fi movie of the future, while all blending the two perfectly together. As I tried to soak up more of this place, I heard the same ear-piercing screech from my room, though this time it sounded like a machine charging up. I faced the direction of the noise and saw a giant snake-like-lizard facing me, floating in the sky with the same blue glow, like lightning, building up in in its mouth. People were no longer calm, running about in every direction, leaving their stands unattended, running with their friends away from the creature, pushing each other out of the way in the process. What on earth is that thing? ¿Qué debo hacer? I began to run. I ran away from the creature as the sound continued to grow. I turned my head to see it once more, when something hit me hard in the head, and the floor became the night sky.


THE STORM NEWS

Recently, I moved into a quaint apartment in the city. It is small, with nothing particularly interesting about it besides the bustling street it looks onto. Though, ever since I moved in, at night right when I am just about to fall asleep, I can hear a faint mumble behind my wall. When I moved here, I was aware of the noisy street and expected the nights to not be cricket friendly. So, I never took much notice to it blaming the odd noise on the loud street outside, until tonight.

You see, since I moved in, the noise beyond my bedroom wall has become increasingly louder. Gradually these noises became bizarre, starting from muffled sounds, to indistinguishable murmurs, and extending to a faint conversation, as if two people were standing with their noses pressed against the plaster inside the wall.

It has become unbearable, incessant. I’ve begun sleeping with a pillow over my head or even plugging my ears with my knuckles just to dim the noise. But it’s no use. Tonight, the noise is so loud I can distinguish the conversation, “I was wondering if you were going to show up! The festival is just about to start”, said what sounded like a young woman. “Oh goodness Laura! I didn’t mean to keep you waiting, you see I was on time I’m telling you but then-” started another more high-pitched woman. As in this moment I got out of bed and stormed outside onto the street to see who was blabbering about a nonexistent festival on a Wednesday night. But when I got outside it was empty, not a single person, not a single moving car in sight.

Suddenly, I heard an ear-piercing, yet deep screech, followed by what sounded like an explosion coming from my apartment above. I whipped around to face my complex. My bedroom window was glowing blue as if there was a blue tinted lighthouse lumination perched on my windowsill. What on earth could that be? Why is no one alarmed? I ran inside.

To my disbelief, when I opened my bedroom door, I saw an unimaginable sight. My room was littered with my things all scorched, and my wall cracked from the top to the bottom, leaving a gaping hole in my wall beneath the wallpaper and framing. Everything in sight was sizzling and covered in soot! Had something exploded? But it can’t be. When I looked through the hole in the wall it did not lead to the empty street below, but instead, I was facing another street that led to another place I couldnt quite recall. I don’t know what possessed my curiosity, but I jumped onto the odd street, seeing the wall of my familiar world evaporated behind me.

I spun around, taking in the scenery. This place was like a patchwork quilt, sewn together with a collection of strange looking buildings, ranging from small petit huts to large, overpowering towers. This place looked to be in a valley between two large mountains far against the horizon. People were seen everywhere, from chatting about in restaurants, selling weird knickknacks on the side of the street, walking with a face of determination or laughing with a group of friends. Their clothing was random, it is as if you were to dress someone in different things from dart-picked points in history and the clothing you would see in a sci-fi movie of the future, while all blending the two perfectly together. As I tried to soak up more of this place, I heard the same ear-piercing screech from my room, though this time it sounded like a machine charging up. I faced the direction of the noise and saw a giant snake-like-lizard facing me, floating in the sky with the same blue glow, like lightning, building up in in its mouth. People were no longer calm, running about in every direction, leaving their stands unattended, running with their friends away from the creature, pushing each other out of the way in the process. What on earth is that thing? ¿Qué debo hacer? I began to run. I ran away from the creature as the sound continued to grow. I turned my head to see it once more, when something hit me hard in the head, and the floor became the night sky.


THE STORM NEWS

Recently, I moved into a quaint apartment in the city. It is small, with nothing particularly interesting about it besides the bustling street it looks onto. Though, ever since I moved in, at night right when I am just about to fall asleep, I can hear a faint mumble behind my wall. When I moved here, I was aware of the noisy street and expected the nights to not be cricket friendly. So, I never took much notice to it blaming the odd noise on the loud street outside, until tonight.

You see, since I moved in, the noise beyond my bedroom wall has become increasingly louder. Gradually these noises became bizarre, starting from muffled sounds, to indistinguishable murmurs, and extending to a faint conversation, as if two people were standing with their noses pressed against the plaster inside the wall.

It has become unbearable, incessant. I’ve begun sleeping with a pillow over my head or even plugging my ears with my knuckles just to dim the noise. But it’s no use. Tonight, the noise is so loud I can distinguish the conversation, “I was wondering if you were going to show up! The festival is just about to start”, said what sounded like a young woman. “Oh goodness Laura! I didn’t mean to keep you waiting, you see I was on time I’m telling you but then-” started another more high-pitched woman. As in this moment I got out of bed and stormed outside onto the street to see who was blabbering about a nonexistent festival on a Wednesday night. But when I got outside it was empty, not a single person, not a single moving car in sight.

Suddenly, I heard an ear-piercing, yet deep screech, followed by what sounded like an explosion coming from my apartment above. I whipped around to face my complex. My bedroom window was glowing blue as if there was a blue tinted lighthouse lumination perched on my windowsill. What on earth could that be? Why is no one alarmed? I ran inside.

To my disbelief, when I opened my bedroom door, I saw an unimaginable sight. My room was littered with my things all scorched, and my wall cracked from the top to the bottom, leaving a gaping hole in my wall beneath the wallpaper and framing. Everything in sight was sizzling and covered in soot! Had something exploded? But it can’t be. When I looked through the hole in the wall it did not lead to the empty street below, but instead, I was facing another street that led to another place I couldnt quite recall. I don’t know what possessed my curiosity, but I jumped onto the odd street, seeing the wall of my familiar world evaporated behind me.

I spun around, taking in the scenery. This place was like a patchwork quilt, sewn together with a collection of strange looking buildings, ranging from small petit huts to large, overpowering towers. This place looked to be in a valley between two large mountains far against the horizon. People were seen everywhere, from chatting about in restaurants, selling weird knickknacks on the side of the street, walking with a face of determination or laughing with a group of friends. Their clothing was random, it is as if you were to dress someone in different things from dart-picked points in history and the clothing you would see in a sci-fi movie of the future, while all blending the two perfectly together. As I tried to soak up more of this place, I heard the same ear-piercing screech from my room, though this time it sounded like a machine charging up. I faced the direction of the noise and saw a giant snake-like-lizard facing me, floating in the sky with the same blue glow, like lightning, building up in in its mouth. People were no longer calm, running about in every direction, leaving their stands unattended, running with their friends away from the creature, pushing each other out of the way in the process. What on earth is that thing? ¿Qué debo hacer? I began to run. I ran away from the creature as the sound continued to grow. I turned my head to see it once more, when something hit me hard in the head, and the floor became the night sky.


Ver el vídeo: Ice Hotel, Sweden (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Umit

    Bravo que excelente mensaje

  2. Anglesey

    Quiero decir, permites el error. Puedo defender mi posición. Escríbeme por PM, hablamos.

  3. Blanco

    En la familia, tanto el esposo como la esposa son iguales en derechos, especialmente la esposa. Antes de que la lechera tuviera tiempo de abandonar el podio, el presidente de la granja colectiva se subió inmediatamente a su champán en casa: vodka al silbido de su esposa. yo oh? Eva,- dijo haciendo puchero, pipiska

  4. Barend

    Creo que estas equivocado. Estoy seguro. Envíeme un correo electrónico a PM.



Escribe un mensaje