Recetas tradicionales

5 formas más de abrir vino sin sacacorchos

5 formas más de abrir vino sin sacacorchos


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Porque los primeros cinco simplemente no fueron suficientes

Mire estos videos para ver hasta dónde llega la gente para abrir una botella de vino en caso de apuro.

Botella de vino, sin sacacorchos ... no hay problema.

Realmente, hay más formas de las que imagina para abrir una botella de vino sin la herramienta tradicional. Hemos perfilado recientemente cinco métodos populares eso incluía todo, desde el tan moderno "método del zapato" hasta una técnica que involucra un tornillo, un destornillador y un martillo.

Pero para aquellos que buscan trucos adicionales, aquí hay cinco más técnicas para repasar si te encuentras en una situación desesperada, sin sacacorchos, necesito-abrir-esta-botella-de-vinoahora situación.

1. Con una percha

En realidad, hay un par de formas diferentes de atacar este método. Uno, puede aplanar el gancho de una percha y envolverlo alrededor del eje de un destornillador para crear un sacacorchos improvisado que puede usar tal como lo haría con uno tradicional. Otro truco consiste en enderezar el anzuelo y luego hacer un nuevo anzuelo pequeño con la última media pulgada del cable (pase a 0:55 para la demostración). Empuje el alambre entre el corcho y el cuello de la botella hasta que esté debajo del corcho, gírelo para que presione en la parte inferior del corcho y tire hacia arriba. Tan fácil como eso.

7 trucos esenciales para beber alcohol que te ayudarán a relajarte este verano

2. Con una jeringa

¿Abrir una botella de vino con una jeringa hipodérmica? Si su reacción es algo como "¡Ew, asqueroso!" lo más probable es que no estés solo. Aún así, hay personas que han dado fe de haber tenido éxito con este método que, sin duda, suena extraño. Si se atreve, así es como funciona: use una jeringa limpia (obviamente) de gran calibre, péguela en el corcho y luego bombee aire a la botella hasta que salga el corcho. Si estás en un aprieto y tienes que recurrir a esta técnica, quizás te excuses y vayas a la cocina para que la persona con la que compartas el vino no se asuste demasiado.

3. Con una guía telefónica

Esta técnica debería ser familiar para cualquiera que haya experimentado con el "método del zapato": Quite el papel de aluminio del cuello de la botella y golpee con cuidado el fondo de la botella contra la pared con la guía telefónica en el medio como amortiguador. Si se encuentra sin sacacorchos, con tacones o chanclas, y tiene una guía telefónica vieja por ahí (porque, honestamente, en esta época, ¿para qué más son realmente buenos?), Este método de baja tecnología es el camino a seguir.


7 formas de abrir una botella de vino sin sacacorchos

Descargo de responsabilidad rápido: la mayoría de estos métodos no son 100% infalibles. De hecho, todos son propensos a arruinar su botella de vino si se hace incorrectamente o sin el cuidado adecuado, es decir, romper el corcho y derramarlo en el vino, astillar la botella de vino o, en el peor de los casos, romper la botella de vino por completo. Por lo tanto, si tiene un vino raro y / o caro que le rompería el corazón si se rompiera en este proceso, probablemente debería esperar hasta tener un sacacorchos. Sin embargo, en todas las demás circunstancias (que, seamos realistas, suele ser el caso), estas opciones pueden ayudarlo a salir de la desesperación y brindarle una noche agradable llena de vino:

1 & # 8211 Use un tornillo (cuanto más largo, mejor), un destornillador y un martillo

Este es probablemente uno de los métodos más seguros de esta lista, pero requiere algo de resistencia y fuerza, ya que puede fatigarlo fácilmente. Simplemente tome un tornillo, preferiblemente uno largo, y atorníllelo en el corcho con un destornillador hasta que quede aproximadamente una pulgada del tornillo a la vista. Luego, toma la parte trasera del martillo, lo bloquea debajo del tornillo y saca el corcho. También es posible que necesite una toalla para secarse el sudor de la frente una vez que se complete la misión.

2 & # 8211 Empuje el corcho con el mango de una cuchara de madera o cualquier objeto contundente de tamaño similar

Este también es un método bastante seguro de usar en comparación con algunos de los otros en esta lista, pero tiene sus desventajas. Para abrir la botella, simplemente toma el mango de la cuchara de madera, o algo similar, y empuja el corcho hacia abajo en la botella de vino. Desafortunadamente, es casi imposible quitar el corcho de la botella una vez que la empujas hacia adentro. Además, si la botella de vino es vieja, el corcho puede desmoronarse y derramarse en el vino una vez empujada hacia adentro. Ciertamente apesta cuando esto sucede, pero si estás con amigos y planeas beber toda la botella, no tienes que preocuparte. Simplemente use un colador y vierta la botella de vino a través de él en una jarra.

Este es el último sacacorchos que comprará

3 & # 8211 Bombear

Este es realmente simple. Se toma una bomba de bicicleta que tiene una aguja colocada y se la sumerge a través del corcho, penetrando hasta el final hasta que la aguja alcanza el aire entre el corcho y el vino. Luego bombeas aire a la botella. A medida que bombea, el corcho debe salir lentamente de la botella debido a la presión del aire.

4 & # 8211 Gírelo con llaves o un cuchillo de sierra

Esta opción es bastante similar a la primera opción, donde usa un tornillo y un martillo para sacar el corcho. Esta vez, sin embargo, solo usa sus llaves, un cuchillo de sierra o algo que funcione de manera similar. Sumerja el artículo en el corcho en un ángulo de 45 grados y mueva la parte superior del artículo en un círculo, esencialmente girando el corcho hacia afuera lentamente. Después de un par de rotaciones, debería salir el corcho. Asegúrate de meter realmente tu artículo en el corcho porque si no lo haces, el corcho podría desmoronarse, lo que sería un gran fastidio. Si esto sucede, siempre puede recurrir a la solución de la opción 2.

5 & ​​# 8211 Envuelva la botella con una toalla y use la pared para golpearla

Ahora bien, este es el punto de la lista donde las cosas se ponen un poco peligrosas, así que proceda con precaución. Las dos opciones anteriores requerían al menos una herramienta, pero si te encuentras con recursos escasos, esta opción puede ser tu mejor amiga. Simplemente envuelva el fondo de la botella de vino en una toalla gruesa, o dos, para estar seguro, y luego golpéelo contra la pared repetidamente. Ahora, obviamente, la botella puede romperse si hace esto, así que considérelo como último recurso. No sacará el corcho de la botella la primera vez que la golpee contra la pared, por lo que le sugerimos que nunca use toda su fuerza y ​​simplemente la golpee contra la pared muchas veces, moviendo lentamente el corcho hacia afuera.

6 & # 8211 Golpéalo con un zapato

Esta es una opción similar al juego de toallas, pero es un poco menos atrevida. De manera similar, envuelve el fondo de la botella de vino en una toalla, pero en lugar de golpearla contra una pared, simplemente la coloca boca abajo entre sus piernas mientras está sentado y la golpea con un zapato. Esto puede llevar mucho tiempo, pero es una opción más segura que la número 5. Recuerda detenerte antes de que el corcho salga por completo o de lo contrario te harás un lío y, como todos sabemos bien, algo permanente. manchas.

7 & # 8211 Aplicar calor para sacar el corcho

Esta opción está bastante lejos, pero realmente funciona. Si tiene un soplete, puede aplicar calor a la parte de la botella de vino que está justo debajo del corcho. El calor debería obligar al corcho a moverse hacia arriba y, finalmente, a salir de la botella. Sin embargo, asegúrese de que la botella NO esté FRÍA. Repetimos, NO FRÍO, o de lo contrario podría explotar por el rápido cambio de temperatura. Si hace frío, deje reposar el biberón en un ambiente tibio durante un rato.


7 formas de abrir una botella de vino sin sacacorchos

Descargo de responsabilidad rápido: la mayoría de estos métodos no son 100% infalibles. De hecho, todos son propensos a arruinar su botella de vino si se hace incorrectamente o sin el cuidado adecuado, es decir, romper el corcho y derramarlo en el vino, astillar la botella de vino o, en el peor de los casos, romper la botella de vino por completo. Por lo tanto, si tiene un vino raro y / o caro que le rompería el corazón si se rompiera en este proceso, probablemente debería esperar hasta tener un sacacorchos. Sin embargo, en todas las demás circunstancias (que, seamos realistas, suele ser el caso), estas opciones pueden ayudarlo a salir de la desesperación y brindarle una noche agradable llena de vino:

1 & # 8211 Use un tornillo (cuanto más largo, mejor), un destornillador y un martillo

Este es probablemente uno de los métodos más seguros de esta lista, pero requiere algo de resistencia y fuerza, ya que puede fatigarlo fácilmente. Simplemente tome un tornillo, preferiblemente uno largo, y atorníllelo en el corcho con un destornillador hasta que quede aproximadamente una pulgada del tornillo a la vista. Luego, toma la parte trasera del martillo, lo bloquea debajo del tornillo y saca el corcho. También es posible que necesite una toalla para secarse el sudor de la frente una vez que se complete la misión.

2 & # 8211 Empuje el corcho con el mango de una cuchara de madera o cualquier objeto contundente de tamaño similar

Este también es un método bastante seguro de usar en comparación con algunos de los otros en esta lista, pero tiene sus desventajas. Para abrir la botella, simplemente toma el mango de la cuchara de madera, o algo similar, y empuja el corcho hacia abajo en la botella de vino. Desafortunadamente, es casi imposible quitar el corcho de la botella una vez que la empujas hacia adentro. Además, si la botella de vino es vieja, el corcho puede desmoronarse y derramarse en el vino una vez empujada hacia adentro. Ciertamente apesta cuando esto sucede, pero si estás con amigos y planeas beber toda la botella, no tienes que preocuparte. Simplemente use un colador y vierta la botella de vino a través de él en una jarra.

Este es el último sacacorchos que comprará

3 & # 8211 Bombear

Este es realmente simple. Se toma una bomba de bicicleta que tiene una aguja colocada y se la sumerge a través del corcho, penetrando hasta el final hasta que la aguja alcanza el aire entre el corcho y el vino. Luego bombeas aire a la botella. A medida que bombea, el corcho debe salir lentamente de la botella debido a la presión del aire.

4 & # 8211 Gírelo con llaves o un cuchillo de sierra

Esta opción es bastante similar a la primera opción, donde usa un tornillo y un martillo para sacar el corcho. Esta vez, sin embargo, solo usa sus llaves, un cuchillo de sierra o algo que funcione de manera similar. Sumerja el artículo en el corcho en un ángulo de 45 grados y mueva la parte superior del artículo en un círculo, esencialmente girando el corcho hacia afuera lentamente. Después de un par de rotaciones, debería salir el corcho. Asegúrate de meter realmente tu artículo en el corcho porque si no lo haces, el corcho podría desmoronarse, lo que sería un gran fastidio. Si esto sucede, siempre puede recurrir a la solución de la opción 2.

5 & ​​# 8211 Envuelva la botella con una toalla y use la pared para golpearla

Ahora bien, este es el punto de la lista donde las cosas se ponen un poco peligrosas, así que proceda con precaución. Las dos opciones anteriores requerían al menos una herramienta, pero si te encuentras con recursos escasos, esta opción puede ser tu mejor amiga. Simplemente envuelva el fondo de la botella de vino en una toalla gruesa, o dos, para estar seguro, y luego golpéelo contra la pared repetidamente. Ahora, obviamente, la botella puede romperse si hace esto, así que considérelo como último recurso. No sacará el corcho de la botella la primera vez que la golpee contra la pared, por lo que le sugerimos que nunca use toda su fuerza y ​​simplemente la golpee contra la pared muchas veces, moviendo lentamente el corcho hacia afuera.

6 & # 8211 Golpéalo con un zapato

Esta es una opción similar al juego de toallas, pero es un poco menos atrevida. De manera similar, envuelve el fondo de la botella de vino en una toalla, pero en lugar de golpearla contra una pared, simplemente la colocas boca abajo entre tus piernas mientras estás sentado y la golpeas con un zapato. Esto puede llevar mucho tiempo, pero es una opción más segura que la número 5. Recuerda detenerte antes de que el corcho salga por completo o de lo contrario te harás un lío y, como todos sabemos bien, algo permanente. manchas.

7 & # 8211 Aplicar calor para sacar el corcho

Esta opción está bastante lejos, pero realmente funciona. Si tiene un soplete, puede aplicar calor a la parte de la botella de vino que está justo debajo del corcho. El calor debería obligar al corcho a moverse hacia arriba y, finalmente, a salir de la botella. Sin embargo, asegúrese de que la botella NO esté FRÍA. Repetimos, NO FRÍO, o de lo contrario podría explotar por el rápido cambio de temperatura. Si hace frío, deje reposar el biberón en un ambiente tibio durante un tiempo.


7 formas de abrir una botella de vino sin sacacorchos

Descargo de responsabilidad rápido: la mayoría de estos métodos no son 100% infalibles. De hecho, todos son propensos a estropear su botella de vino si se hace incorrectamente o sin el cuidado adecuado, es decir, romper el corcho y derramarlo en el vino, astillar la botella de vino o, en el peor de los casos, romper la botella de vino por completo. Por lo tanto, si tiene un vino raro y / o caro que le rompería el corazón si se rompiera en este proceso, probablemente debería esperar hasta tener un sacacorchos. Sin embargo, en todas las demás circunstancias (que, seamos realistas, suele ser el caso), estas opciones pueden ayudarlo a salir de la desesperación y brindarle una noche agradable llena de vino:

1 & # 8211 Use un tornillo (cuanto más largo, mejor), un destornillador y un martillo

Este es probablemente uno de los métodos más seguros de esta lista, pero requiere algo de resistencia y fuerza, ya que puede fatigarlo fácilmente. Simplemente tome un tornillo, preferiblemente uno largo, y atorníllelo en el corcho con un destornillador hasta que quede aproximadamente una pulgada del tornillo a la vista. Luego, toma la parte trasera del martillo, lo bloquea debajo del tornillo y saca el corcho. También es posible que necesite una toalla para secarse el sudor de la frente una vez que se complete la misión.

2 & # 8211 Empuje el corcho con el mango de una cuchara de madera o cualquier objeto contundente de tamaño similar

Este también es un método bastante seguro de usar en comparación con algunos de los otros en esta lista, pero tiene sus desventajas. Para abrir la botella, simplemente toma el mango de la cuchara de madera, o algo similar, y empuja el corcho hacia abajo en la botella de vino. Desafortunadamente, es casi imposible quitar el corcho de la botella una vez que la empujas hacia adentro. Además, si la botella de vino es vieja, el corcho puede desmoronarse y derramarse en el vino una vez empujada hacia adentro. Ciertamente apesta cuando esto sucede, pero si estás con amigos y planeas beber toda la botella, no tienes que preocuparte. Simplemente use un colador y vierta la botella de vino a través de él en una jarra.

Este es el último sacacorchos que comprará

3 & # 8211 Bombear

Este es realmente simple. Se toma una bomba de bicicleta que tiene una aguja colocada y se la sumerge a través del corcho, penetrando hasta el final hasta que la aguja alcanza el aire entre el corcho y el vino. Luego bombeas aire a la botella. A medida que bombea, el corcho debe salir lentamente de la botella debido a la presión del aire.

4 & # 8211 Gírelo con llaves o un cuchillo de sierra

Esta opción es bastante similar a la primera opción, donde usa un tornillo y un martillo para sacar el corcho. Esta vez, sin embargo, solo usa sus llaves, un cuchillo de sierra o algo que funcione de manera similar. Sumerja el artículo en el corcho en un ángulo de 45 grados y mueva la parte superior del artículo en un círculo, esencialmente girando el corcho hacia afuera lentamente. Después de un par de rotaciones, debería salir el corcho. Asegúrate de meter realmente tu artículo en el corcho porque si no lo haces, el corcho podría desmoronarse, lo que sería un gran fastidio. Si esto sucede, siempre puede recurrir a la solución de la opción 2.

5 & ​​# 8211 Envuelva la botella con una toalla y use la pared para golpearla

Ahora bien, este es el punto de la lista donde las cosas se ponen un poco peligrosas, así que proceda con precaución. Las dos opciones anteriores requerían al menos una herramienta, pero si te encuentras con recursos escasos, esta opción puede ser tu mejor amiga. Simplemente envuelva el fondo de la botella de vino en una toalla gruesa, o dos, para estar seguro, y luego golpéelo contra la pared repetidamente. Ahora, obviamente, la botella puede romperse si hace esto, así que considérelo como último recurso. No sacará el corcho de la botella la primera vez que la golpee contra la pared, por lo que le sugerimos que nunca use toda su fuerza y ​​simplemente la golpee contra la pared muchas veces, moviendo lentamente el corcho hacia afuera.

6 & # 8211 Golpéalo con un zapato

Esta es una opción similar al juego de toallas, pero es un poco menos atrevida. De manera similar, envuelve el fondo de la botella de vino en una toalla, pero en lugar de golpearla contra una pared, simplemente la colocas boca abajo entre tus piernas mientras estás sentado y la golpeas con un zapato. Esto puede llevar mucho tiempo, pero es una opción más segura que la número 5. Recuerda detenerte antes de que el corcho salga por completo o de lo contrario te harás un lío y, como todos sabemos bien, algo permanente. manchas.

7 & # 8211 Aplicar calor para sacar el corcho

Esta opción está bastante lejos, pero realmente funciona. Si tiene un soplete, puede aplicar calor a la parte de la botella de vino que está justo debajo del corcho. El calor debería obligar al corcho a moverse hacia arriba y, finalmente, a salir de la botella. Sin embargo, asegúrese de que la botella NO esté FRÍA. Repetimos, NO FRÍO, o de lo contrario podría explotar por el rápido cambio de temperatura. Si hace frío, deje reposar el biberón en un ambiente tibio durante un rato.


7 formas de abrir una botella de vino sin sacacorchos

Descargo de responsabilidad rápido: la mayoría de estos métodos no son 100% infalibles. De hecho, todos son propensos a arruinar su botella de vino si se hace incorrectamente o sin el cuidado adecuado, es decir, romper el corcho y derramarlo en el vino, astillar la botella de vino o, en el peor de los casos, romper la botella de vino por completo. Por lo tanto, si tiene un vino raro y / o caro que le rompería el corazón si se rompiera en este proceso, probablemente debería esperar hasta tener un sacacorchos. Sin embargo, en todas las demás circunstancias (que, seamos realistas, suele ser el caso), estas opciones pueden ayudarlo a salir de la desesperación y brindarle una noche agradable llena de vino:

1 & # 8211 Use un tornillo (cuanto más largo, mejor), un destornillador y un martillo

Este es probablemente uno de los métodos más seguros de esta lista, pero requiere algo de resistencia y fuerza, ya que puede fatigarlo fácilmente. Simplemente tome un tornillo, preferiblemente uno largo, y atorníllelo en el corcho con un destornillador hasta que quede aproximadamente una pulgada del tornillo a la vista. Luego, toma la parte trasera del martillo, lo bloquea debajo del tornillo y saca el corcho. También es posible que necesite una toalla para secarse el sudor de la frente una vez que se complete la misión.

2 & # 8211 Empuje el corcho con el mango de una cuchara de madera o cualquier objeto contundente de tamaño similar

Este también es un método bastante seguro de usar en comparación con algunos de los otros en esta lista, pero tiene sus desventajas. Para abrir la botella, simplemente toma el mango de la cuchara de madera, o algo similar, y empuja el corcho hacia abajo en la botella de vino. Desafortunadamente, es casi imposible quitar el corcho de la botella una vez que la empujas hacia adentro. Además, si la botella de vino es vieja, el corcho puede desmoronarse y derramarse en el vino una vez empujada hacia adentro. Ciertamente apesta cuando esto sucede, pero si estás con amigos y planeas beber toda la botella, no tienes que preocuparte. Simplemente use un colador y vierta la botella de vino a través de él en una jarra.

Este es el último sacacorchos que comprará

3 & # 8211 Bombear

Este es realmente simple. Se toma una bomba de bicicleta que tiene una aguja colocada y se la sumerge a través del corcho, penetrando hasta el final hasta que la aguja alcanza el aire entre el corcho y el vino. Luego bombeas aire a la botella. A medida que bombea, el corcho debe salir lentamente de la botella debido a la presión del aire.

4 & # 8211 Gírelo con llaves o un cuchillo de sierra

Esta opción es bastante similar a la primera opción, donde usa un tornillo y un martillo para sacar el corcho. Esta vez, sin embargo, solo usa sus llaves, un cuchillo de sierra o algo que funcione de manera similar. Sumerja el artículo en el corcho en un ángulo de 45 grados y mueva la parte superior del artículo en un círculo, esencialmente girando el corcho hacia afuera lentamente. Después de un par de rotaciones, debería salir el corcho. Asegúrate de meter realmente tu artículo en el corcho porque si no lo haces, el corcho podría desmoronarse, lo que sería un gran fastidio. Si esto sucede, siempre puede recurrir a la solución de la opción 2.

5 & ​​# 8211 Envuelva la botella con una toalla y use la pared para golpearla

Ahora bien, este es el punto de la lista donde las cosas se ponen un poco peligrosas, así que proceda con precaución. Las dos opciones anteriores requerían al menos una herramienta, pero si te encuentras con recursos escasos, esta opción puede ser tu mejor amiga. Simplemente envuelva el fondo de la botella de vino en una toalla gruesa, o dos para estar seguro, y luego golpéelo contra la pared repetidamente. Ahora, obviamente, la botella puede romperse si hace esto, así que considérelo como último recurso. No sacará el corcho de la botella la primera vez que la golpee contra la pared, por lo que le sugerimos que nunca use toda su fuerza y ​​simplemente la golpee contra la pared muchas veces, moviendo lentamente el corcho hacia afuera.

6 & # 8211 Golpéalo con un zapato

Esta es una opción similar al juego de toallas, pero es un poco menos atrevida. De manera similar, envuelve el fondo de la botella de vino en una toalla, pero en lugar de golpearla contra una pared, simplemente la colocas boca abajo entre tus piernas mientras estás sentado y la golpeas con un zapato. Esto puede llevar mucho tiempo, pero es una opción más segura que la número 5. Recuerda detenerte antes de que el corcho salga por completo o de lo contrario te harás un lío y, como todos sabemos bien, algo permanente. manchas.

7 & # 8211 Aplicar calor para sacar el corcho

Esta opción está bastante lejos, pero realmente funciona. Si tiene un soplete, puede aplicar calor a la parte de la botella de vino que está justo debajo del corcho. El calor debería obligar al corcho a moverse hacia arriba y, finalmente, a salir de la botella. Sin embargo, asegúrese de que la botella NO esté FRÍA. Repetimos, NO FRÍO, o de lo contrario podría explotar por el rápido cambio de temperatura. Si hace frío, deje reposar el biberón en un ambiente tibio durante un rato.


7 formas de abrir una botella de vino sin sacacorchos

Descargo de responsabilidad rápido: la mayoría de estos métodos no son 100% infalibles. De hecho, todos son propensos a arruinar su botella de vino si se hace incorrectamente o sin el cuidado adecuado, es decir, romper el corcho y derramarlo en el vino, astillar la botella de vino o, en el peor de los casos, romper la botella de vino por completo. Por lo tanto, si tiene un vino raro y / o caro que le rompería el corazón si se rompiera en este proceso, probablemente debería esperar hasta tener un sacacorchos. Sin embargo, en todas las demás circunstancias (que, seamos realistas, suele ser el caso), estas opciones pueden ayudarlo a salir de la desesperación y brindarle una noche agradable llena de vino:

1 & # 8211 Use un tornillo (cuanto más largo, mejor), un destornillador y un martillo

Este es probablemente uno de los métodos más seguros de esta lista, pero requiere algo de resistencia y fuerza, ya que puede fatigarlo fácilmente. Simplemente tome un tornillo, preferiblemente uno largo, y atorníllelo en el corcho con un destornillador hasta que quede aproximadamente una pulgada del tornillo a la vista. Luego, toma la parte trasera del martillo, lo bloquea debajo del tornillo y saca el corcho. También es posible que necesite una toalla para secarse el sudor de la frente una vez que se complete la misión.

2 & # 8211 Empuje el corcho con el mango de una cuchara de madera o cualquier objeto contundente de tamaño similar

Este también es un método bastante seguro de usar en comparación con algunos de los otros en esta lista, pero tiene sus desventajas. Para abrir la botella, simplemente toma el mango de la cuchara de madera, o algo similar, y empuja el corcho hacia abajo en la botella de vino. Desafortunadamente, es casi imposible quitar el corcho de la botella una vez que la empujas hacia adentro. Además, si la botella de vino es vieja, el corcho puede desmoronarse y derramarse en el vino una vez que lo empujas hacia adentro. Ciertamente apesta cuando esto sucede, pero si estás con amigos y planeas beber toda la botella, no tienes que preocuparte. Simplemente use un colador y vierta la botella de vino a través de él en una jarra.

Este es el último sacacorchos que comprará

3 & # 8211 Bombear

Este es realmente simple. Se toma una bomba de bicicleta que tiene una aguja colocada y se la sumerge a través del corcho, penetrando hasta el final hasta que la aguja alcanza el aire entre el corcho y el vino. Luego bombeas aire a la botella. A medida que bombea, el corcho debe salir lentamente de la botella debido a la presión del aire.

4 & # 8211 Gírelo con llaves o un cuchillo de sierra

Esta opción es bastante similar a la primera opción, donde usa un tornillo y un martillo para sacar el corcho. Esta vez, sin embargo, solo usa sus llaves, un cuchillo de sierra o algo que funcione de manera similar. Sumerja el artículo en el corcho en un ángulo de 45 grados y mueva la parte superior del artículo en un círculo, esencialmente girando el corcho hacia afuera lentamente. Después de un par de rotaciones, debería salir el corcho. Asegúrate de meter realmente tu artículo en el corcho porque si no lo haces, el corcho podría desmoronarse, lo que sería un gran fastidio. Si esto sucede, siempre puede recurrir a la solución de la opción 2.

5 & ​​# 8211 Envuelva la botella con una toalla y use la pared para golpearla

Ahora bien, este es el punto de la lista donde las cosas se ponen un poco peligrosas, así que proceda con precaución. Las dos opciones anteriores requerían al menos una herramienta, pero si te encuentras con recursos escasos, esta opción puede ser tu mejor amiga. Simplemente envuelva el fondo de la botella de vino en una toalla gruesa, o dos, para estar seguro, y luego golpéelo contra la pared repetidamente. Ahora, obviamente, la botella puede romperse si hace esto, así que considérelo como último recurso. No sacará el corcho de la botella la primera vez que la golpee contra la pared, por lo que le sugerimos que nunca use toda su fuerza y ​​simplemente la golpee contra la pared muchas veces, moviendo lentamente el corcho hacia afuera.

6 & # 8211 Golpéalo con un zapato

Esta es una opción similar al juego de toallas, pero es un poco menos atrevida. De manera similar, envuelve el fondo de la botella de vino en una toalla, pero en lugar de golpearla contra una pared, simplemente la colocas boca abajo entre tus piernas mientras estás sentado y la golpeas con un zapato. Esto puede llevar mucho tiempo, pero es una opción más segura que la número 5. Recuerda detenerte antes de que el corcho salga por completo o de lo contrario te harás un lío y, como todos sabemos bien, algo permanente. manchas.

7 & # 8211 Aplicar calor para sacar el corcho

Esta opción está bastante lejos, pero realmente funciona. Si tiene un soplete, puede aplicar calor a la parte de la botella de vino que está justo debajo del corcho. El calor debería obligar al corcho a moverse hacia arriba y, finalmente, a salir de la botella. Sin embargo, asegúrese de que la botella NO esté FRÍA. Repetimos, NO FRÍO, o de lo contrario podría explotar por el rápido cambio de temperatura. Si hace frío, deje reposar el biberón en un ambiente tibio durante un tiempo.


7 formas de abrir una botella de vino sin sacacorchos

Descargo de responsabilidad rápido: la mayoría de estos métodos no son 100% infalibles. De hecho, todos son propensos a estropear su botella de vino si se hace incorrectamente o sin el cuidado adecuado, es decir, romper el corcho y derramarlo en el vino, astillar la botella de vino o, en el peor de los casos, romper la botella de vino por completo. Por lo tanto, si tiene un vino raro y / o caro que le rompería el corazón si se rompiera en este proceso, probablemente debería esperar hasta tener un sacacorchos. Sin embargo, en todas las demás circunstancias (que, seamos realistas, suele ser el caso), estas opciones pueden ayudarlo a salir de la desesperación y brindarle una noche agradable llena de vino:

1 & # 8211 Use un tornillo (cuanto más largo, mejor), un destornillador y un martillo

Este es probablemente uno de los métodos más seguros de esta lista, pero requiere algo de resistencia y fuerza, ya que puede fatigarlo fácilmente. Simplemente tome un tornillo, preferiblemente uno largo, y atorníllelo en el corcho con un destornillador hasta que quede aproximadamente una pulgada del tornillo a la vista. Luego, toma la parte trasera del martillo, lo bloquea debajo del tornillo y saca el corcho. También es posible que necesite una toalla para secarse el sudor de la frente una vez que se complete la misión.

2 & # 8211 Empuje el corcho con el mango de una cuchara de madera o cualquier objeto contundente de tamaño similar

Este también es un método bastante seguro de usar en comparación con algunos de los otros en esta lista, pero tiene sus desventajas. Para abrir la botella, simplemente toma el mango de la cuchara de madera, o algo similar, y empuja el corcho hacia abajo en la botella de vino. Desafortunadamente, es casi imposible quitar el corcho de la botella una vez que la empujas hacia adentro. Además, si la botella de vino es vieja, el corcho puede desmoronarse y derramarse en el vino una vez que lo empujas hacia adentro. Ciertamente apesta cuando esto sucede, pero si estás con amigos y planeas beber toda la botella, no tienes que preocuparte. Simplemente use un colador y vierta la botella de vino a través de él en una jarra.

Este es el último sacacorchos que comprará

3 & # 8211 Bombear

Este es realmente simple. Se toma una bomba de bicicleta que tiene una aguja colocada y se la sumerge a través del corcho, penetrando hasta el final hasta que la aguja alcanza el aire entre el corcho y el vino. Luego bombeas aire a la botella. A medida que bombea, el corcho debe salir lentamente de la botella debido a la presión del aire.

4 & # 8211 Gírelo con llaves o un cuchillo de sierra

Esta opción es bastante similar a la primera opción, donde usa un tornillo y un martillo para sacar el corcho. Esta vez, sin embargo, solo usa sus llaves, un cuchillo de sierra o algo que funcione de manera similar. Sumerja el artículo en el corcho en un ángulo de 45 grados y mueva la parte superior del artículo en un círculo, esencialmente girando el corcho hacia afuera lentamente. Después de un par de rotaciones, debería salir el corcho. Asegúrate de meter realmente tu artículo en el corcho porque si no lo haces, el corcho podría desmoronarse, lo que sería un gran fastidio. Si esto sucede, siempre puede recurrir a la solución de la opción 2.

5 & ​​# 8211 Envuelva la botella con una toalla y use la pared para golpearla

Ahora bien, este es el punto de la lista donde las cosas se ponen un poco peligrosas, así que proceda con precaución. Las dos opciones anteriores requerían al menos una herramienta, pero si te encuentras con recursos escasos, esta opción puede ser tu mejor amiga. Simplemente envuelva el fondo de la botella de vino en una toalla gruesa, o dos para estar seguro, y luego golpéelo contra la pared repetidamente. Ahora, obviamente, la botella puede romperse si hace esto, así que considérelo como último recurso. No sacará el corcho de la botella la primera vez que la golpee contra la pared, por lo que le sugerimos que nunca use toda su fuerza y ​​simplemente la golpee contra la pared muchas veces, moviendo lentamente el corcho hacia afuera.

6 & # 8211 Golpéalo con un zapato

Esta es una opción similar al juego de toallas, pero es un poco menos atrevida. De manera similar, envuelve el fondo de la botella de vino en una toalla, pero en lugar de golpearla contra una pared, simplemente la colocas boca abajo entre tus piernas mientras estás sentado y la golpeas con un zapato. Esto puede llevar mucho tiempo, pero es una opción más segura que la número 5. Recuerda detenerte antes de que el corcho se salga por completo o de lo contrario tendrás un poco de lío y, como todos sabemos bien, algo permanente. manchas

7 & # 8211 Aplicar calor para sacar el corcho

Esta opción está bastante lejos, pero realmente funciona. Si tiene un soplete, puede aplicar calor a la parte de la botella de vino que está justo debajo del corcho. El calor debería obligar al corcho a moverse hacia arriba y, finalmente, a salir de la botella. Sin embargo, asegúrese de que la botella NO esté FRÍA. Repetimos, NO FRÍO, o de lo contrario podría explotar por el rápido cambio de temperatura. If it’s cold, please just let the bottle rest in a lukewarm environment for a while.


7 Ways To Open A Bottle Of Wine Without A Corkscrew

Quick disclaimer: most of these methods aren’t 100% foolproof. In fact, they are all prone to screw up your bottle of wine if done incorrectly or without proper care, i.e., breaking the cork and having it shed into the wine, chipping the wine bottle, or, in a worst-case scenario, breaking the wine bottle completely. So, if you have a rare and/or expensive wine that would break your heart if broken in this process, you should probably just wait until you have a corkscrew. However, in all other circumstances (which, lets be real, is usually the case) these options can help lift you from despair and grant you a pleasant vino-filled night:

1 – Use a Screw (the longer the better), a screwdriver, and a hammer

This is probably one of the safest methods on this list, but it does require some resilience and strength, as it can fatigue you easily. You simply take a screw, preferably a long one, and screw it into the cork with a screwdriver until there is about an inch or so of the screw left showing. Then you take the backside of the hammer, lock it under the screw and pull the cork out. You may also need a towel to wipe the sweat off your forehead once the mission is complete.

2 – Push the cork in with the handle of a wooden spoon, or any blunt object similar in size

This is also a pretty safe method to use in comparison to some of the others on this list, but it does have its downsides. To open the bottle, you simple take the handle of the wooden spoon, or something similar, and push the cork down into the bottle of wine. Unfortunately, it is almost impossible to remove the cork from the bottle once you push it in. Also, if the bottle of wine is old the cork may crumble and shed into the wine once pushed in. It certainly sucks when this happens, but if you are with friends and plan on drinking the whole bottle there is no need to worry. Just use a strainer and pour the bottle of wine through it into a decanter.

This Is The Last Corkscrew You’ll Ever Buy

3 – Pump it out

This one is really simple. You take a bike pump that has a needle attached and plunge it through the cork, penetrating all the way through until the needle reaches the air between the cork and the wine. Then you pump air into the bottle. As you pump, the cork should slowly move out of the bottle from the air pressure.

4 – Twist it out with keys or a serrated knife

This option is quite similar to the first option, where you use a screw and hammer to yank out the cork. This time, however, you just use your keys, a serrated knife, or something that works similarly. Plunge the item into the cork at a 45-degree angle, and move the top of the item in a circle, essentially twisting the cork out slowly. After a couple rotations, the cork should come out. Make sure you really get your item into the cork because if you don’t, the cork could just crumble, which would be a huge bummer. If this happens you can always resort to the fix in option 2.

5 – Wrap the bottle with a towel and use the wall to smack it out

Now this is the point on the list where things get a bit dangerous, so proceed with caution. The previous two options required at least one tool, but if you find yourself with scarce resources, this option may be your best friend. Simply wrap the bottom of the wine bottle in a thick towel, or two to be safe, and then bang it against a wall repeatedly. Now, obviously the bottle may break if you do this, so consider it a last resort. You wont get the cork out of the bottle the first time you smack it against the wall, so we suggest you don’t ever use your full strength and just hit it against the wall many times, slowly moving the cork out.

6 – Slap it out with a shoe

This is a similar option to the towel play, but it’s a little less ballsy. You similarly wrap the bottom of the wine bottle in a towel, but instead of proceeding to slam it against a wall you simply put it upside down in between your legs while sitting and slap it with a shoe. This may take a long time, but it is a safer option than number 5. Remember to stop before the cork comes all the way out or else you will have yourself a bit of a mess and, as we all know to well, some permanent stains.

7 – Apply heat to move the cork out

This option is pretty far out, but it really does work. If you have a blowtorch you can apply heat to the part of the wine bottle right below the cork. The heat should force the cork to move upward and eventually out of the bottle. However, make sure the bottle is NOT COLD. We repeat, NOT COLD, or else it could explode from rapid change in temperature. If it’s cold, please just let the bottle rest in a lukewarm environment for a while.


7 Ways To Open A Bottle Of Wine Without A Corkscrew

Quick disclaimer: most of these methods aren’t 100% foolproof. In fact, they are all prone to screw up your bottle of wine if done incorrectly or without proper care, i.e., breaking the cork and having it shed into the wine, chipping the wine bottle, or, in a worst-case scenario, breaking the wine bottle completely. So, if you have a rare and/or expensive wine that would break your heart if broken in this process, you should probably just wait until you have a corkscrew. However, in all other circumstances (which, lets be real, is usually the case) these options can help lift you from despair and grant you a pleasant vino-filled night:

1 – Use a Screw (the longer the better), a screwdriver, and a hammer

This is probably one of the safest methods on this list, but it does require some resilience and strength, as it can fatigue you easily. You simply take a screw, preferably a long one, and screw it into the cork with a screwdriver until there is about an inch or so of the screw left showing. Then you take the backside of the hammer, lock it under the screw and pull the cork out. You may also need a towel to wipe the sweat off your forehead once the mission is complete.

2 – Push the cork in with the handle of a wooden spoon, or any blunt object similar in size

This is also a pretty safe method to use in comparison to some of the others on this list, but it does have its downsides. To open the bottle, you simple take the handle of the wooden spoon, or something similar, and push the cork down into the bottle of wine. Unfortunately, it is almost impossible to remove the cork from the bottle once you push it in. Also, if the bottle of wine is old the cork may crumble and shed into the wine once pushed in. It certainly sucks when this happens, but if you are with friends and plan on drinking the whole bottle there is no need to worry. Just use a strainer and pour the bottle of wine through it into a decanter.

This Is The Last Corkscrew You’ll Ever Buy

3 – Pump it out

This one is really simple. You take a bike pump that has a needle attached and plunge it through the cork, penetrating all the way through until the needle reaches the air between the cork and the wine. Then you pump air into the bottle. As you pump, the cork should slowly move out of the bottle from the air pressure.

4 – Twist it out with keys or a serrated knife

This option is quite similar to the first option, where you use a screw and hammer to yank out the cork. This time, however, you just use your keys, a serrated knife, or something that works similarly. Plunge the item into the cork at a 45-degree angle, and move the top of the item in a circle, essentially twisting the cork out slowly. After a couple rotations, the cork should come out. Make sure you really get your item into the cork because if you don’t, the cork could just crumble, which would be a huge bummer. If this happens you can always resort to the fix in option 2.

5 – Wrap the bottle with a towel and use the wall to smack it out

Now this is the point on the list where things get a bit dangerous, so proceed with caution. The previous two options required at least one tool, but if you find yourself with scarce resources, this option may be your best friend. Simply wrap the bottom of the wine bottle in a thick towel, or two to be safe, and then bang it against a wall repeatedly. Now, obviously the bottle may break if you do this, so consider it a last resort. You wont get the cork out of the bottle the first time you smack it against the wall, so we suggest you don’t ever use your full strength and just hit it against the wall many times, slowly moving the cork out.

6 – Slap it out with a shoe

This is a similar option to the towel play, but it’s a little less ballsy. You similarly wrap the bottom of the wine bottle in a towel, but instead of proceeding to slam it against a wall you simply put it upside down in between your legs while sitting and slap it with a shoe. This may take a long time, but it is a safer option than number 5. Remember to stop before the cork comes all the way out or else you will have yourself a bit of a mess and, as we all know to well, some permanent stains.

7 – Apply heat to move the cork out

This option is pretty far out, but it really does work. If you have a blowtorch you can apply heat to the part of the wine bottle right below the cork. The heat should force the cork to move upward and eventually out of the bottle. However, make sure the bottle is NOT COLD. We repeat, NOT COLD, or else it could explode from rapid change in temperature. If it’s cold, please just let the bottle rest in a lukewarm environment for a while.


7 Ways To Open A Bottle Of Wine Without A Corkscrew

Quick disclaimer: most of these methods aren’t 100% foolproof. In fact, they are all prone to screw up your bottle of wine if done incorrectly or without proper care, i.e., breaking the cork and having it shed into the wine, chipping the wine bottle, or, in a worst-case scenario, breaking the wine bottle completely. So, if you have a rare and/or expensive wine that would break your heart if broken in this process, you should probably just wait until you have a corkscrew. However, in all other circumstances (which, lets be real, is usually the case) these options can help lift you from despair and grant you a pleasant vino-filled night:

1 – Use a Screw (the longer the better), a screwdriver, and a hammer

This is probably one of the safest methods on this list, but it does require some resilience and strength, as it can fatigue you easily. You simply take a screw, preferably a long one, and screw it into the cork with a screwdriver until there is about an inch or so of the screw left showing. Then you take the backside of the hammer, lock it under the screw and pull the cork out. You may also need a towel to wipe the sweat off your forehead once the mission is complete.

2 – Push the cork in with the handle of a wooden spoon, or any blunt object similar in size

This is also a pretty safe method to use in comparison to some of the others on this list, but it does have its downsides. To open the bottle, you simple take the handle of the wooden spoon, or something similar, and push the cork down into the bottle of wine. Unfortunately, it is almost impossible to remove the cork from the bottle once you push it in. Also, if the bottle of wine is old the cork may crumble and shed into the wine once pushed in. It certainly sucks when this happens, but if you are with friends and plan on drinking the whole bottle there is no need to worry. Just use a strainer and pour the bottle of wine through it into a decanter.

This Is The Last Corkscrew You’ll Ever Buy

3 – Pump it out

This one is really simple. You take a bike pump that has a needle attached and plunge it through the cork, penetrating all the way through until the needle reaches the air between the cork and the wine. Then you pump air into the bottle. As you pump, the cork should slowly move out of the bottle from the air pressure.

4 – Twist it out with keys or a serrated knife

This option is quite similar to the first option, where you use a screw and hammer to yank out the cork. This time, however, you just use your keys, a serrated knife, or something that works similarly. Plunge the item into the cork at a 45-degree angle, and move the top of the item in a circle, essentially twisting the cork out slowly. After a couple rotations, the cork should come out. Make sure you really get your item into the cork because if you don’t, the cork could just crumble, which would be a huge bummer. If this happens you can always resort to the fix in option 2.

5 – Wrap the bottle with a towel and use the wall to smack it out

Now this is the point on the list where things get a bit dangerous, so proceed with caution. The previous two options required at least one tool, but if you find yourself with scarce resources, this option may be your best friend. Simply wrap the bottom of the wine bottle in a thick towel, or two to be safe, and then bang it against a wall repeatedly. Now, obviously the bottle may break if you do this, so consider it a last resort. You wont get the cork out of the bottle the first time you smack it against the wall, so we suggest you don’t ever use your full strength and just hit it against the wall many times, slowly moving the cork out.

6 – Slap it out with a shoe

This is a similar option to the towel play, but it’s a little less ballsy. You similarly wrap the bottom of the wine bottle in a towel, but instead of proceeding to slam it against a wall you simply put it upside down in between your legs while sitting and slap it with a shoe. This may take a long time, but it is a safer option than number 5. Remember to stop before the cork comes all the way out or else you will have yourself a bit of a mess and, as we all know to well, some permanent stains.

7 – Apply heat to move the cork out

This option is pretty far out, but it really does work. If you have a blowtorch you can apply heat to the part of the wine bottle right below the cork. The heat should force the cork to move upward and eventually out of the bottle. However, make sure the bottle is NOT COLD. We repeat, NOT COLD, or else it could explode from rapid change in temperature. If it’s cold, please just let the bottle rest in a lukewarm environment for a while.


7 Ways To Open A Bottle Of Wine Without A Corkscrew

Quick disclaimer: most of these methods aren’t 100% foolproof. In fact, they are all prone to screw up your bottle of wine if done incorrectly or without proper care, i.e., breaking the cork and having it shed into the wine, chipping the wine bottle, or, in a worst-case scenario, breaking the wine bottle completely. So, if you have a rare and/or expensive wine that would break your heart if broken in this process, you should probably just wait until you have a corkscrew. However, in all other circumstances (which, lets be real, is usually the case) these options can help lift you from despair and grant you a pleasant vino-filled night:

1 – Use a Screw (the longer the better), a screwdriver, and a hammer

This is probably one of the safest methods on this list, but it does require some resilience and strength, as it can fatigue you easily. You simply take a screw, preferably a long one, and screw it into the cork with a screwdriver until there is about an inch or so of the screw left showing. Then you take the backside of the hammer, lock it under the screw and pull the cork out. You may also need a towel to wipe the sweat off your forehead once the mission is complete.

2 – Push the cork in with the handle of a wooden spoon, or any blunt object similar in size

This is also a pretty safe method to use in comparison to some of the others on this list, but it does have its downsides. To open the bottle, you simple take the handle of the wooden spoon, or something similar, and push the cork down into the bottle of wine. Unfortunately, it is almost impossible to remove the cork from the bottle once you push it in. Also, if the bottle of wine is old the cork may crumble and shed into the wine once pushed in. It certainly sucks when this happens, but if you are with friends and plan on drinking the whole bottle there is no need to worry. Just use a strainer and pour the bottle of wine through it into a decanter.

This Is The Last Corkscrew You’ll Ever Buy

3 – Pump it out

This one is really simple. You take a bike pump that has a needle attached and plunge it through the cork, penetrating all the way through until the needle reaches the air between the cork and the wine. Then you pump air into the bottle. As you pump, the cork should slowly move out of the bottle from the air pressure.

4 – Twist it out with keys or a serrated knife

This option is quite similar to the first option, where you use a screw and hammer to yank out the cork. This time, however, you just use your keys, a serrated knife, or something that works similarly. Plunge the item into the cork at a 45-degree angle, and move the top of the item in a circle, essentially twisting the cork out slowly. After a couple rotations, the cork should come out. Make sure you really get your item into the cork because if you don’t, the cork could just crumble, which would be a huge bummer. If this happens you can always resort to the fix in option 2.

5 – Wrap the bottle with a towel and use the wall to smack it out

Now this is the point on the list where things get a bit dangerous, so proceed with caution. The previous two options required at least one tool, but if you find yourself with scarce resources, this option may be your best friend. Simply wrap the bottom of the wine bottle in a thick towel, or two to be safe, and then bang it against a wall repeatedly. Now, obviously the bottle may break if you do this, so consider it a last resort. You wont get the cork out of the bottle the first time you smack it against the wall, so we suggest you don’t ever use your full strength and just hit it against the wall many times, slowly moving the cork out.

6 – Slap it out with a shoe

This is a similar option to the towel play, but it’s a little less ballsy. You similarly wrap the bottom of the wine bottle in a towel, but instead of proceeding to slam it against a wall you simply put it upside down in between your legs while sitting and slap it with a shoe. This may take a long time, but it is a safer option than number 5. Remember to stop before the cork comes all the way out or else you will have yourself a bit of a mess and, as we all know to well, some permanent stains.

7 – Apply heat to move the cork out

This option is pretty far out, but it really does work. If you have a blowtorch you can apply heat to the part of the wine bottle right below the cork. The heat should force the cork to move upward and eventually out of the bottle. However, make sure the bottle is NOT COLD. We repeat, NOT COLD, or else it could explode from rapid change in temperature. If it’s cold, please just let the bottle rest in a lukewarm environment for a while.


Ver el vídeo: Abrir botella de vino, sin sacacorchos pero con calzado. (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Tochtli

    Está usted equivocado. Puedo probarlo. Envíame un correo electrónico a PM, hablaremos.

  2. Bradaigh

    De acuerdo, este es un mensaje divertido

  3. Meziktilar

    Bien hecho, te visitó la excelente idea.

  4. Shaktinris

    Estas equivocado. Estoy seguro. Puedo probarlo. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  5. Nefin

    Esta frase, es incomparable))), me gusta :)

  6. Xipilli

    Estoy de acuerdo, la muy buena información



Escribe un mensaje