Recetas tradicionales

Vertu y Ferrari se asocian en un nuevo teléfono inteligente exclusivo

Vertu y Ferrari se asocian en un nuevo teléfono inteligente exclusivo

Pocos fabricantes de automóviles personifican el lujo y la tecnología como Ferrari. Los autos que salen de la puerta de Maranello representan tanto un símbolo de estatus como el resultado de un desarrollo incesante para convertirlos en algunos de los vehículos más rápidos y deseables del mercado. Ferrari también ha estado a la vanguardia de la integración del iPhone en sus últimos vehículos, pero este teléfono inteligente de edición especial en realidad funciona con Android y es producido por Vertu. El último producto de una larga historia de colaboración entre las dos marcas que se remonta a más de seis años, la nueva edición Vertu Ti Ferrari está diseñada para emular y acompañar al Ferrari F12 Berlinetta.

"Siempre es emocionante para Ferrari trabajar con Vertu", dijo el jefe de diseño de Ferrari, Flavio Manzoni. "Compartimos los mismos valores de artesanía y excelencia en el desempeño. Al colaborar juntos en el diseño del Vertu Ti Ferrari, hemos creado un modelo de teléfono que abarca aspectos de diseño exclusivos de la marca Ferrari".
Esta edición especial se basa en el último teléfono inteligente de lujo Ti de Vertu, que está hecho de titanio de grado cinco con cerámica pulida, adornos de cuero y funciona con Android v4.0. Está alimentado por un procesador de doble núcleo de 1,7 Ghz con un giga completo de RAM y 64 giga de almacenamiento (ampliable con una tarjeta MicroSD de 32 gigas), incluye una cámara de 8 megapíxeles y se controla a través de un cristal de zafiro capacitivo de 3,7 pulgadas. pantalla táctil.

Esas son algunas especificaciones sólidas, pero la edición de Ferrari se actualiza con materiales utilizados en el F12 real, como cuero rojo y negro, molduras de carbono Alutex rojas y metal recubierto de DLC. Vertu también ha instalado una aplicación especial que incorpora una transmisión en vivo de la revista oficial Ferrari, contenido de los perfiles oficiales de redes sociales de Ferrari en Facebook, Twitter y YouTube, un localizador de concesionarios y servicios autorizados, y tonos de llamada y fondos de pantalla únicos. La aplicación única se une a la suite de aplicaciones Vertu que incluye las aplicaciones Concierge, Life y Certainty que hacen que tener un teléfono Vertu valga la pena.
"Estamos encantados de asociarnos una vez más con Ferrari, una marca icónica que comparte nuestra pasión por el diseño, la artesanía y el rendimiento", dijo Massimiliano Pogliani, CEO de Vertu. "Con el VERTU Ti Ferrari, hemos creado juntos un nuevo teléfono móvil que encarna estos valores a la perfección. Continuamos con nuestro compromiso continuo de ofrecer a nuestros clientes una visión intrigante del apasionante mundo de Ferrari".

Cada teléfono está fabricado a mano por un solo técnico en el taller de Vertu en Hampshire, Inglaterra, y estará disponible en una serie limitada de ejemplos de 2013 a través de una red de 500 minoristas (incluidas 70 boutiques Vertu) en 66 países de todo el mundo. Aún no se sabe el precio, pero puede apostar que costará un centavo.


60 formas de vivir más tiempo, más fuerte y mejor

de Nicole Pajer con Clint Carter, AARP, 5 de mayo de 2021 | Comentarios: 0

In English | Los comportamientos automatizados (preparar el café, leer las noticias, jugar en un teléfono, revisar el correo electrónico) representan casi la mitad de las actividades diarias de una persona promedio, según una investigación de Wendy Wood, profesora de psicología en la Universidad del Sur de California y autora de Buenos hábitos, malos hábitos. “Hacemos lo mismo en el mismo contexto casi todos los días”, dice. "Y lo hacemos sin pensar en ello". Intencionalmente o no, ha pasado el último año creando hábitos nuevos, a menudo poco saludables.

Pero a medida que nos esforzamos por volver a la normalidad, se nos presenta una oportunidad inusual de restablecer nuestros patrones. Aquí hay 60 ideas de expertos en salud. Solo recuerde: su cerebro requiere hasta tres meses de repetición diaria para desarrollar la vía neuronal que automatiza un comportamiento. "Pero la mayor ganancia se produce durante ese primer mes", dice Wood. "Así que es importante seguir con eso al principio". Sea persistente: los hábitos que establezca ahora pueden ser los hábitos que seguirá de por vida.

Mejore la salud de su cerebro

1. Establezca fechas de ejercicio semanales. Puede convencerse fácilmente de no hacer ejercicio, pero es más difícil hacerlo cuando tiene el compromiso permanente de hacer ejercicio con un amigo. En general, intente realizar más de 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana. Las personas que hacen ejercicio tienen un 45 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, informa la Alzheimer's Drug Discovery Foundation.

2. Come una ensalada diaria. Solo una porción de verduras de hoja verde al día se asoció con un deterioro cognitivo más lento, mostró un estudio de 2017 del Centro Médico de la Universidad Rush.

3. Come un postre de superberry. Las bayas de color oscuro como los arándanos y las moras contienen compuestos que combaten la inflamación y ayudan a proteger su cerebro. Una taza de arándanos consumidos diariamente durante seis meses también puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 12 y un 15 por ciento, según una investigación de 2019 en el American Journal of Clinical Nutrition. Pruebe las bayas y el yogur natural como su delicia para después de la cena.

4. Desarrolle el hábito del té verde. Especialmente si tu bebida favorita es la gaseosa. Los investigadores han descubierto que las personas que consumían bebidas endulzadas tenían más probabilidades de desarrollar Alzheimer, mientras que algunos estudios sugieren que el té verde podría promover las funciones cognitivas.

5. Únase a un club de lectura. Aquellos que involucran su mente con mayor frecuencia a través de actividades intelectuales, como jugar o leer, tenían un 29 por ciento menos de probabilidades de desarrollar demencia durante un período de seguimiento de cinco años, informa un estudio de Hong Kong de 2018 de adultos de 65 años o más que se publicó en Psiquiatría JAMA.

6. Una vez a la semana, pruebe algo nuevo. Escuche música nueva, aprenda algunas palabras en otro idioma o regístrese para una conferencia. El aprendizaje a lo largo de la vida se asocia con una mejor salud cerebral, y mantenerse activo mentalmente está relacionado con la aparición tardía del deterioro cognitivo.

Ve a dormir más fácil

7. Haga su cama cada mañana. Según una encuesta realizada por la Fundación Nacional del Sueño, quienes hacen su cama casi todos los días tenían más probabilidades de informar que habían dormido bien por la noche.

8. Cambie sus sábanas todos los domingos. Los alérgenos pueden alterar el sueño. Para reducir la acumulación, lave sus sábanas semanalmente. También reemplace las almohadas al menos cada dos años y los colchones cada 10, tanto por higiene como por comodidad (pueden romperse con el tiempo).

9. Coloque su reloj de alarma hacia la pared. Y coloque su teléfono celular boca abajo. La luz artificial interrumpe el sueño. En lugar de luces nocturnas, mantenga una linterna al lado de su cama para usarla cuando sea necesario.

10. Encienda el ventilador cuando se apaguen las luces. O invierta en una máquina de sonido. Los compañeros que roncan, el tráfico y otros ruidos ambientales pueden hacer que se despierte durante la noche y experimente más somnolencia y fatiga durante el día. Una fuente de ruido blanco, como un ventilador, puede ayudar a modular ese problema.

11. Disfrute de un té de manzanilla antes de acostarse. En un estudio aleatorizado, doble ciego de la Universidad de Michigan, los que tomaron un extracto de manzanilla dos veces al día se desconectaron 16 minutos más rápido, en promedio.

Bombee la salud de su corazón

12. Cepíllese y use hilo dental con regularidad. Las encías hinchadas o sangrantes causadas por una mala salud bucal pueden hacer que los microorganismos viajen al torrente sanguíneo, lo que podría causar inflamación y daño cardíaco. Los adultos mayores que escatimaron en la higiene bucal tenían entre un 20 y un 35 por ciento más de probabilidades de morir durante un estudio de 17 años realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California.


60 formas de vivir más tiempo, más fuerte y mejor

de Nicole Pajer con Clint Carter, AARP, 5 de mayo de 2021 | Comentarios: 0

In English | Los comportamientos automatizados (preparar el café, leer las noticias, jugar en un teléfono, revisar el correo electrónico) representan casi la mitad de las actividades diarias de una persona promedio, según una investigación de Wendy Wood, profesora de psicología en la Universidad del Sur de California y autora de Buenos hábitos, malos hábitos. “Hacemos lo mismo en el mismo contexto casi todos los días”, dice. "Y lo hacemos sin pensar en ello". Intencionalmente o no, ha pasado el último año creando hábitos nuevos, a menudo poco saludables.

Pero a medida que nos esforzamos por volver a la normalidad, se nos presenta una oportunidad inusual de restablecer nuestros patrones. Aquí hay 60 ideas de expertos en salud. Solo recuerde: su cerebro requiere hasta tres meses de repetición diaria para desarrollar la vía neuronal que automatiza un comportamiento. "Pero la mayor ganancia se produce durante ese primer mes", dice Wood. "Así que es importante seguir con eso al principio". Sea persistente: los hábitos que establezca ahora pueden ser los hábitos que seguirá de por vida.

Mejore la salud de su cerebro

1. Establezca fechas de ejercicio semanales. Puede convencerse fácilmente de no hacer ejercicio, pero es más difícil hacerlo cuando tiene el compromiso permanente de hacer ejercicio con un amigo. En general, intente realizar más de 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana. Las personas que hacen ejercicio tienen un 45 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, informa la Alzheimer's Drug Discovery Foundation.

2. Come una ensalada diaria. Solo una porción de verduras de hoja verde al día se asoció con un deterioro cognitivo más lento, mostró un estudio de 2017 del Centro Médico de la Universidad Rush.

3. Come un postre de superberry. Las bayas de color oscuro como los arándanos y las moras contienen compuestos que combaten la inflamación y ayudan a proteger su cerebro. Una taza de arándanos consumidos diariamente durante seis meses también puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 12 y un 15 por ciento, según una investigación de 2019 en el American Journal of Clinical Nutrition. Pruebe las bayas y el yogur natural como su obsequio para después de la cena.

4. Desarrolle el hábito del té verde. Especialmente si tu bebida favorita es la gaseosa. Los investigadores han descubierto que las personas que consumían bebidas endulzadas tenían más probabilidades de desarrollar Alzheimer, mientras que algunos estudios sugieren que el té verde podría promover las funciones cognitivas.

5. Únase a un club de lectura. Aquellos que involucran su mente con mayor frecuencia a través de actividades intelectuales, como jugar o leer, tenían un 29 por ciento menos de probabilidades de desarrollar demencia durante un período de seguimiento de cinco años, informa un estudio de Hong Kong de 2018 de adultos de 65 años o más que se publicó en Psiquiatría JAMA.

6. Una vez a la semana, pruebe algo nuevo. Escuche música nueva, aprenda algunas palabras en otro idioma o regístrese para una conferencia. El aprendizaje a lo largo de la vida se asocia con una mejor salud cerebral, y mantenerse activo mentalmente está relacionado con la aparición tardía del deterioro cognitivo.

Ve a dormir más fácil

7. Haga su cama cada mañana. Según una encuesta realizada por la Fundación Nacional del Sueño, quienes hacen su cama casi todos los días tenían más probabilidades de informar que habían dormido bien por la noche.

8. Cambie sus sábanas todos los domingos. Los alérgenos pueden alterar el sueño. Para reducir la acumulación, lave sus sábanas semanalmente. También reemplace las almohadas al menos cada dos años y los colchones cada 10, tanto por higiene como por comodidad (pueden romperse con el tiempo).

9. Coloque su reloj de alarma hacia la pared. Y coloque su teléfono celular boca abajo. La luz artificial interrumpe el sueño. En lugar de luces nocturnas, mantenga una linterna al lado de su cama para usarla cuando sea necesario.

10. Encienda el ventilador cuando se apaguen las luces. O invierta en una máquina de sonido. Los compañeros que roncan, el tráfico y otros ruidos ambientales pueden hacer que se despierte durante la noche y experimente más somnolencia y fatiga durante el día. Una fuente de ruido blanco, como un ventilador, puede ayudar a modular ese problema.

11. Disfrute de un té de manzanilla antes de acostarse. En un estudio aleatorizado, doble ciego de la Universidad de Michigan, los que tomaron un extracto de manzanilla dos veces al día se desconectaron 16 minutos más rápido, en promedio.

Bombee la salud de su corazón

12. Cepíllese y use hilo dental con regularidad. Las encías hinchadas o sangrantes causadas por una mala salud bucal pueden hacer que los microorganismos viajen al torrente sanguíneo, lo que podría causar inflamación y daño cardíaco. Los adultos mayores que escatimaron en higiene bucal tenían entre un 20 y un 35 por ciento más de probabilidades de morir durante un estudio de 17 años realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California.


60 formas de vivir más tiempo, más fuerte y mejor

de Nicole Pajer con Clint Carter, AARP, 5 de mayo de 2021 | Comentarios: 0

In English | Los comportamientos automatizados (preparar el café, leer las noticias, jugar en un teléfono, revisar el correo electrónico) representan casi la mitad de las actividades diarias de una persona promedio, según una investigación de Wendy Wood, profesora de psicología en la Universidad del Sur de California y autora de Buenos hábitos, malos hábitos. “Hacemos lo mismo en el mismo contexto casi todos los días”, dice. "Y lo hacemos sin pensar en ello". Intencionalmente o no, ha pasado el último año creando hábitos nuevos, a menudo poco saludables.

Pero a medida que nos esforzamos por volver a la normalidad, se nos presenta una oportunidad inusual de restablecer nuestros patrones. Aquí hay 60 ideas de expertos en salud. Solo recuerde: su cerebro requiere hasta tres meses de repetición diaria para desarrollar la vía neuronal que automatiza un comportamiento. "Pero la mayor ganancia se produce durante ese primer mes", dice Wood. "Así que es importante seguir con eso al principio". Sea persistente: los hábitos que establezca ahora pueden ser los hábitos que seguirá de por vida.

Mejore la salud de su cerebro

1. Establezca fechas de ejercicio semanales. Puede convencerse fácilmente de no hacer ejercicio, pero es más difícil hacerlo cuando tiene el compromiso permanente de hacer ejercicio con un amigo. En general, intente realizar más de 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana. Las personas que hacen ejercicio tienen un 45 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, informa la Alzheimer's Drug Discovery Foundation.

2. Come una ensalada diaria. Solo una porción de verduras de hoja verde al día se asoció con un deterioro cognitivo más lento, mostró un estudio de 2017 del Centro Médico de la Universidad Rush.

3. Come un postre de superberry. Las bayas de color oscuro como los arándanos y las moras contienen compuestos que combaten la inflamación y ayudan a proteger su cerebro. Una taza de arándanos consumidos diariamente durante seis meses también puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 12 y un 15 por ciento, según una investigación de 2019 en el American Journal of Clinical Nutrition. Pruebe las bayas y el yogur natural como su delicia para después de la cena.

4. Desarrolle el hábito del té verde. Especialmente si tu bebida favorita es la gaseosa. Los investigadores han descubierto que las personas que consumían bebidas endulzadas tenían más probabilidades de desarrollar Alzheimer, mientras que algunos estudios sugieren que el té verde podría promover las funciones cognitivas.

5. Únase a un club de lectura. Aquellos que involucran su mente con mayor frecuencia a través de actividades intelectuales, como jugar o leer, tenían un 29 por ciento menos de probabilidades de desarrollar demencia durante un período de seguimiento de cinco años, informa un estudio de Hong Kong de 2018 de adultos de 65 años o más que se publicó en Psiquiatría JAMA.

6. Una vez a la semana, pruebe algo nuevo. Escuche música nueva, aprenda algunas palabras en otro idioma o regístrese para una conferencia. El aprendizaje a lo largo de la vida se asocia con una mejor salud cerebral, y mantenerse activo mentalmente está relacionado con la aparición tardía del deterioro cognitivo.

Ve a dormir más fácil

7. Haga su cama cada mañana. Según una encuesta realizada por la Fundación Nacional del Sueño, quienes hacen su cama casi todos los días tenían más probabilidades de informar que habían dormido bien por la noche.

8. Cambie sus sábanas todos los domingos. Los alérgenos pueden alterar el sueño. Para reducir la acumulación, lave sus sábanas semanalmente. También reemplace las almohadas al menos cada dos años y los colchones cada 10, tanto por higiene como por comodidad (pueden romperse con el tiempo).

9. Coloque su reloj despertador hacia la pared. Y coloque su teléfono celular boca abajo. La luz artificial interrumpe el sueño. En lugar de luces nocturnas, mantenga una linterna al lado de su cama para usarla cuando sea necesario.

10. Encienda el ventilador cuando se apaguen las luces. O invierta en una máquina de sonido. Los compañeros que roncan, el tráfico y otros ruidos ambientales pueden hacer que se despierte durante la noche y experimente más somnolencia y fatiga durante el día. Una fuente de ruido blanco, como un ventilador, puede ayudar a modular ese problema.

11. Disfrute de un té de manzanilla antes de acostarse. En un estudio aleatorizado, doble ciego de la Universidad de Michigan, los que tomaron un extracto de manzanilla dos veces al día se desconectaron 16 minutos más rápido, en promedio.

Bombee la salud de su corazón

12. Cepíllese y use hilo dental con regularidad. Las encías hinchadas o sangrantes causadas por una mala salud bucal pueden hacer que los microorganismos viajen al torrente sanguíneo, lo que podría causar inflamación y daño cardíaco. Los adultos mayores que escatimaron en la higiene bucal tenían entre un 20 y un 35 por ciento más de probabilidades de morir durante un estudio de 17 años realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California.


60 formas de vivir más tiempo, más fuerte y mejor

de Nicole Pajer con Clint Carter, AARP, 5 de mayo de 2021 | Comentarios: 0

In English | Los comportamientos automatizados (preparar el café, leer las noticias, jugar en un teléfono, revisar el correo electrónico) representan casi la mitad de las actividades diarias de una persona promedio, según una investigación de Wendy Wood, profesora de psicología en la Universidad del Sur de California y autora de Buenos hábitos, malos hábitos. “Hacemos lo mismo en el mismo contexto casi todos los días”, dice. "Y lo hacemos sin pensar en ello". Intencionalmente o no, ha pasado el último año creando hábitos nuevos, a menudo poco saludables.

Pero a medida que nos esforzamos por volver a la normalidad, se nos presenta una oportunidad inusual de restablecer nuestros patrones. Aquí hay 60 ideas de expertos en salud. Solo recuerde: su cerebro requiere hasta tres meses de repetición diaria para desarrollar la vía neuronal que automatiza un comportamiento. "Pero la mayor ganancia se produce durante ese primer mes", dice Wood. "Así que es importante seguir con eso al principio". Sea persistente: los hábitos que establezca ahora pueden ser los hábitos que seguirá de por vida.

Mejore la salud de su cerebro

1. Establezca fechas de ejercicio semanales. Puedes convencerte fácilmente de no hacer ejercicio, pero es más difícil hacerlo cuando tienes el compromiso permanente de hacer ejercicio con un amigo. En general, intente realizar más de 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana. Las personas que hacen ejercicio tienen un 45 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, informa la Alzheimer's Drug Discovery Foundation.

2. Come una ensalada diaria. Solo una porción de verduras de hoja verde al día se asoció con un deterioro cognitivo más lento, mostró un estudio de 2017 del Centro Médico de la Universidad Rush.

3. Come un postre de superberry. Las bayas de color oscuro como los arándanos y las moras contienen compuestos que combaten la inflamación y ayudan a proteger su cerebro. Una taza de arándanos consumidos diariamente durante seis meses también puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 12 y un 15 por ciento, según una investigación de 2019 en el American Journal of Clinical Nutrition. Pruebe las bayas y el yogur natural como su obsequio para después de la cena.

4. Desarrolle el hábito del té verde. Especialmente si tu bebida favorita es la gaseosa. Los investigadores han descubierto que las personas que consumían bebidas endulzadas tenían más probabilidades de desarrollar Alzheimer, mientras que algunos estudios sugieren que el té verde podría promover las funciones cognitivas.

5. Únase a un club de lectura. Aquellos que involucran su mente con mayor frecuencia a través de actividades intelectuales, como jugar o leer, tenían un 29 por ciento menos de probabilidades de desarrollar demencia durante un período de seguimiento de cinco años, informa un estudio de Hong Kong de 2018 de adultos de 65 años o más que se publicó en Psiquiatría JAMA.

6. Una vez a la semana, pruebe algo nuevo. Escuche música nueva, aprenda algunas palabras en otro idioma o regístrese para una conferencia. El aprendizaje a lo largo de la vida se asocia con una mejor salud cerebral, y mantenerse activo mentalmente está relacionado con la aparición tardía del deterioro cognitivo.

Ve a dormir más fácil

7. Haga su cama cada mañana. Según una encuesta de la Fundación Nacional del Sueño, quienes hacen su cama casi todos los días tenían más probabilidades de informar que habían dormido bien por la noche.

8. Cambie sus sábanas todos los domingos. Los alérgenos pueden alterar el sueño. Para reducir la acumulación, lave sus sábanas semanalmente. También reemplace las almohadas al menos cada dos años y los colchones cada 10, tanto por higiene como por comodidad (pueden romperse con el tiempo).

9. Coloque su reloj de alarma hacia la pared. Y coloque su teléfono celular boca abajo. La luz artificial interrumpe el sueño. En lugar de luces nocturnas, mantenga una linterna al lado de su cama para usarla cuando sea necesario.

10. Encienda el ventilador cuando se apaguen las luces. O invierta en una máquina de sonido. Los compañeros que roncan, el tráfico y otros ruidos ambientales pueden hacer que se despierte durante la noche y experimente más somnolencia y fatiga durante el día. Una fuente de ruido blanco, como un ventilador, puede ayudar a modular ese problema.

11. Disfrute de un té de manzanilla antes de acostarse. En un estudio aleatorizado, doble ciego de la Universidad de Michigan, los que tomaron un extracto de manzanilla dos veces al día pasaron por zona 16 minutos más rápido, en promedio.

Bombee la salud de su corazón

12. Cepíllese y use hilo dental con regularidad. Las encías hinchadas o sangrantes causadas por una mala salud bucal pueden hacer que los microorganismos viajen al torrente sanguíneo, lo que podría causar inflamación y daño cardíaco. Los adultos mayores que escatimaron en higiene bucal tenían entre un 20 y un 35 por ciento más de probabilidades de morir durante un estudio de 17 años realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California.


60 formas de vivir más tiempo, más fuerte y mejor

de Nicole Pajer con Clint Carter, AARP, 5 de mayo de 2021 | Comentarios: 0

In English | Los comportamientos automatizados (preparar el café, leer las noticias, jugar en un teléfono, revisar el correo electrónico) representan casi la mitad de las actividades diarias de una persona promedio, según una investigación de Wendy Wood, profesora de psicología en la Universidad del Sur de California y autora de Buenos hábitos, malos hábitos. “Hacemos lo mismo en el mismo contexto casi todos los días”, dice. "Y lo hacemos sin pensar en ello". Intencionalmente o no, ha pasado el último año creando hábitos nuevos, a menudo poco saludables.

Pero a medida que nos esforzamos por volver a la normalidad, se nos presenta una oportunidad inusual de restablecer nuestros patrones. Aquí hay 60 ideas de expertos en salud. Solo recuerde: su cerebro requiere hasta tres meses de repetición diaria para desarrollar la vía neuronal que automatiza un comportamiento. "Pero la mayor ganancia se produce durante ese primer mes", dice Wood. "Así que es importante seguir con eso al principio". Sea persistente: los hábitos que establezca ahora pueden ser los hábitos que seguirá de por vida.

Mejore la salud de su cerebro

1. Establezca fechas de ejercicio semanales. Puedes convencerte fácilmente de no hacer ejercicio, pero es más difícil hacerlo cuando tienes el compromiso permanente de hacer ejercicio con un amigo. En general, intente realizar más de 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana. Las personas que hacen ejercicio tienen un 45 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, informa la Alzheimer's Drug Discovery Foundation.

2. Come una ensalada diaria. Solo una porción de verduras de hoja verde al día se asoció con un deterioro cognitivo más lento, mostró un estudio de 2017 del Centro Médico de la Universidad Rush.

3. Come un postre de superberry. Las bayas de color oscuro como los arándanos y las moras contienen compuestos que combaten la inflamación y ayudan a proteger su cerebro. Una taza de arándanos consumidos diariamente durante seis meses también puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 12 y un 15 por ciento, según una investigación de 2019 en el American Journal of Clinical Nutrition. Pruebe las bayas y el yogur natural como su delicia para después de la cena.

4. Desarrolle el hábito del té verde. Especialmente si tu bebida favorita es la gaseosa. Los investigadores han descubierto que las personas que consumían bebidas endulzadas tenían más probabilidades de desarrollar Alzheimer, mientras que algunos estudios sugieren que el té verde podría promover las funciones cognitivas.

5. Únase a un club de lectura. Aquellos que involucran su mente con mayor frecuencia a través de actividades intelectuales, como jugar o leer, tenían un 29 por ciento menos de probabilidades de desarrollar demencia durante un período de seguimiento de cinco años, informa un estudio de Hong Kong de 2018 de adultos de 65 años o más que se publicó en Psiquiatría JAMA.

6. Una vez a la semana, pruebe algo nuevo. Escuche música nueva, aprenda algunas palabras en otro idioma o regístrese para una conferencia. El aprendizaje a lo largo de la vida se asocia con una mejor salud cerebral, y mantenerse activo mentalmente está relacionado con la aparición tardía del deterioro cognitivo.

Ve a dormir más fácil

7. Haga su cama cada mañana. Según una encuesta realizada por la Fundación Nacional del Sueño, quienes hacen su cama casi todos los días tenían más probabilidades de informar que habían dormido bien por la noche.

8. Cambie sus sábanas todos los domingos. Los alérgenos pueden alterar el sueño. Para reducir la acumulación, lave sus sábanas semanalmente. También reemplace las almohadas al menos cada dos años y los colchones cada 10, tanto por higiene como por comodidad (pueden romperse con el tiempo).

9. Coloque su reloj despertador hacia la pared. Y coloque su teléfono celular boca abajo. La luz artificial interrumpe el sueño. En lugar de luces nocturnas, mantenga una linterna al lado de su cama para usarla cuando sea necesario.

10. Encienda el ventilador cuando se apaguen las luces. O invierta en una máquina de sonido. Los compañeros que roncan, el tráfico y otros ruidos ambientales pueden hacer que se despierte durante la noche y experimente más somnolencia y fatiga durante el día. Una fuente de ruido blanco, como un ventilador, puede ayudar a modular ese problema.

11. Disfrute de un té de manzanilla antes de acostarse. En un estudio aleatorizado, doble ciego de la Universidad de Michigan, los que tomaron un extracto de manzanilla dos veces al día se desconectaron 16 minutos más rápido, en promedio.

Bombee la salud de su corazón

12. Cepíllese y use hilo dental con regularidad. Las encías hinchadas o sangrantes causadas por una mala salud bucal pueden hacer que los microorganismos viajen al torrente sanguíneo, lo que podría causar inflamación y daño cardíaco. Los adultos mayores que escatimaron en higiene bucal tenían entre un 20 y un 35 por ciento más de probabilidades de morir durante un estudio de 17 años realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California.


60 formas de vivir más tiempo, más fuerte y mejor

de Nicole Pajer con Clint Carter, AARP, 5 de mayo de 2021 | Comentarios: 0

In English | Los comportamientos automatizados (preparar el café, leer las noticias, jugar en un teléfono, revisar el correo electrónico) representan casi la mitad de las actividades diarias de una persona promedio, según una investigación de Wendy Wood, profesora de psicología en la Universidad del Sur de California y autora de Buenos hábitos, malos hábitos. “Hacemos lo mismo en el mismo contexto casi todos los días”, dice. "Y lo hacemos sin pensar en ello". Intencionalmente o no, ha pasado el último año creando hábitos nuevos, a menudo poco saludables.

Pero a medida que nos esforzamos por volver a la normalidad, se nos presenta una oportunidad inusual de restablecer nuestros patrones. Aquí hay 60 ideas de expertos en salud. Solo recuerde: su cerebro requiere hasta tres meses de repetición diaria para desarrollar la vía neuronal que automatiza un comportamiento. "Pero la mayor ganancia se produce durante ese primer mes", dice Wood. "Así que es importante seguir con eso al principio". Sea persistente: los hábitos que establezca ahora pueden ser los hábitos que seguirá de por vida.

Mejore la salud de su cerebro

1. Establezca fechas de ejercicio semanales. Puedes convencerte fácilmente de no hacer ejercicio, pero es más difícil hacerlo cuando tienes el compromiso permanente de hacer ejercicio con un amigo. En general, intente realizar más de 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana. Las personas que hacen ejercicio tienen un 45 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, informa la Alzheimer's Drug Discovery Foundation.

2. Come una ensalada diaria. Solo una porción de verduras de hoja verde al día se asoció con un deterioro cognitivo más lento, mostró un estudio de 2017 del Centro Médico de la Universidad Rush.

3. Come un postre de superberry. Las bayas de color oscuro como los arándanos y las moras contienen compuestos que combaten la inflamación y ayudan a proteger su cerebro. Una taza de arándanos consumidos diariamente durante seis meses también puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 12 y un 15 por ciento, según una investigación de 2019 en el American Journal of Clinical Nutrition. Pruebe las bayas y el yogur natural como su delicia para después de la cena.

4. Desarrolle el hábito del té verde. Especialmente si tu bebida favorita es la gaseosa. Los investigadores han descubierto que las personas que consumían bebidas endulzadas tenían más probabilidades de desarrollar Alzheimer, mientras que algunos estudios sugieren que el té verde podría promover las funciones cognitivas.

5. Únase a un club de lectura. Aquellos que involucran su mente con mayor frecuencia a través de actividades intelectuales, como jugar o leer, tenían un 29 por ciento menos de probabilidades de desarrollar demencia durante un período de seguimiento de cinco años, informa un estudio de Hong Kong de 2018 de adultos de 65 años o más que se publicó en Psiquiatría JAMA.

6. Una vez a la semana, pruebe algo nuevo. Escuche música nueva, aprenda algunas palabras en otro idioma o regístrese para una conferencia. El aprendizaje a lo largo de la vida se asocia con una mejor salud cerebral, y mantenerse activo mentalmente está relacionado con la aparición tardía del deterioro cognitivo.

Ve a dormir más fácil

7. Haga su cama cada mañana. Según una encuesta de la Fundación Nacional del Sueño, quienes hacen su cama casi todos los días tenían más probabilidades de informar que habían dormido bien por la noche.

8. Cambie sus sábanas todos los domingos. Los alérgenos pueden alterar el sueño. Para reducir la acumulación, lave sus sábanas semanalmente. También reemplace las almohadas al menos cada dos años y los colchones cada 10, tanto por higiene como por comodidad (pueden romperse con el tiempo).

9. Coloque su reloj despertador hacia la pared. Y coloque su teléfono celular boca abajo. La luz artificial interrumpe el sueño. En lugar de luces nocturnas, mantenga una linterna al lado de su cama para usarla cuando sea necesario.

10. Encienda el ventilador cuando se apaguen las luces. O invierta en una máquina de sonido. Los compañeros que roncan, el tráfico y otros ruidos ambientales pueden hacer que se despierte durante la noche y experimente más somnolencia y fatiga durante el día. Una fuente de ruido blanco, como un ventilador, puede ayudar a modular ese problema.

11. Disfrute de un té de manzanilla antes de acostarse. En un estudio aleatorizado, doble ciego de la Universidad de Michigan, los que tomaron un extracto de manzanilla dos veces al día se desconectaron 16 minutos más rápido, en promedio.

Bombee la salud de su corazón

12. Cepíllese y use hilo dental con regularidad. Las encías hinchadas o sangrantes causadas por una mala salud bucal pueden hacer que los microorganismos viajen al torrente sanguíneo, lo que podría causar inflamación y daño cardíaco. Los adultos mayores que escatimaron en la higiene bucal tenían entre un 20 y un 35 por ciento más de probabilidades de morir durante un estudio de 17 años realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California.


60 formas de vivir más tiempo, más fuerte y mejor

de Nicole Pajer con Clint Carter, AARP, 5 de mayo de 2021 | Comentarios: 0

In English | Los comportamientos automatizados (preparar el café, leer las noticias, jugar en un teléfono, revisar el correo electrónico) representan casi la mitad de las actividades diarias de una persona promedio, según una investigación de Wendy Wood, profesora de psicología en la Universidad del Sur de California y autora de Buenos hábitos, malos hábitos. “Hacemos lo mismo en el mismo contexto casi todos los días”, dice. "Y lo hacemos sin pensar en ello". Intencionalmente o no, ha pasado el último año creando hábitos nuevos, a menudo poco saludables.

Pero a medida que nos esforzamos por volver a la normalidad, se nos presenta una oportunidad inusual de restablecer nuestros patrones. Aquí hay 60 ideas de expertos en salud. Solo recuerde: su cerebro requiere hasta tres meses de repetición diaria para desarrollar la vía neuronal que automatiza un comportamiento. "Pero la mayor ganancia se produce durante ese primer mes", dice Wood. "Así que es importante seguir con eso al principio". Sea persistente: los hábitos que establezca ahora pueden ser los hábitos que seguirá de por vida.

Mejore la salud de su cerebro

1. Establezca fechas de ejercicio semanales. Puedes convencerte fácilmente de no hacer ejercicio, pero es más difícil hacerlo cuando tienes el compromiso permanente de hacer ejercicio con un amigo. En general, intente realizar más de 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana. Las personas que hacen ejercicio tienen un 45 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, informa la Alzheimer's Drug Discovery Foundation.

2. Come una ensalada diaria. Solo una porción de verduras de hoja al día se asoció con un deterioro cognitivo más lento, según mostró un estudio de 2017 del Centro Médico de la Universidad Rush.

3. Come un postre de superberry. Las bayas de color oscuro como los arándanos y las moras contienen compuestos que combaten la inflamación y ayudan a proteger su cerebro. One cup of blueberries consumed daily for six months can also lower your risk of cardiovascular disease by 12 to 15 percent, according to 2019 research in the American Journal of Clinical Nutrition. Try berries and plain yogurt as your go-to after-dinner treat.

4. Develop a green tea habit. Especially if your favorite drink is soda. Researchers have found that people who consumed sweetened beverages were more likely to develop Alzheimer's, while some studies suggest green tea might promote cognitive functions.

5. Join a book club. Those who engage their mind most often through intellectual activities such as playing games or reading were 29 percent less likely to develop dementia during a five-year follow-up period, reports a 2018 Hong Kong study of adults 65 and older that was published in Psiquiatría JAMA.

6. Once a week, try something new. Listen to new music, learn some words in another language or sign up for a lecture. Lifelong learning is associated with improved brain health, and staying mentally active is linked to delayed onset of cognitive decline.

Go to Sleep Easier

7. Make your bed each morning. According to a survey by the National Sleep Foundation, those who make their bed nearly every day were more likely to report getting a good night's sleep.

8. Change your bedsheets every Sunday. Allergens can disrupt sleep. To cut down on buildup, wash your sheets weekly. Also replace pillows at least every two years and mattresses every 10, both for hygiene and for comfort (they can break down over time).

9. Face your alarm clock toward the wall. And place your cellphone facedown. Artificial light disrupts sleep. Instead of night-lights, keep a flashlight next to your bed to use when needed.

10. Turn the fan on when the lights go off. Or invest in a sound machine. Snoring partners, traffic and other ambient noise can cause you to wake during the night and experience more daytime sleepiness and fatigue. A source of white noise, like a fan, can help modulate that problem.

11. Enjoy some chamomile tea at bedtime. In a randomized, double-blind study from the University of Michigan, those taking a chamomile extract twice a day zonked out 16 minutes faster, on average.

Pump Up Your Heart Health

12. Brush and floss regularly. Swollen or bleeding gums caused by bad oral health may lead to microorganisms traveling into the bloodstream, which could cause inflammation and heart damage. Older adults who skimped on oral hygiene were 20 to 35 percent more likely to die during a 17-year study done by University of Southern California researchers.


60 Ways to Live Longer, Stronger and Better

by Nicole Pajer with Clint Carter, AARP, May 5, 2021 | Comentarios: 0

In English | Automated behaviors — making the coffee, reading the news, playing a game on a phone, checking email — account for nearly half of the average person's daily activities, according to research by Wendy Wood, a psychology professor at the University of Southern California and author of Good Habits, Bad Habits. “We do the same thing in the same context almost every day,” she says. “And we do it without thinking about it.” Intentionally or not, you've spent the past year or so creating new, often unhealthy habits.

But as we strive to get back to normal, we're presented with an unusual opportunity to reset our patterns. Here are 60 ideas from health experts. Just remember: Your brain requires up to three months of daily repetition to develop the neural pathway that automates a behavior. “But the biggest gain comes during that first month,” Wood says. “So it's important to stick with it initially.” Be persistent: The habits you set now may be the habits you stick with for life.

Boost Your Brain Health

1. Make weekly exercise dates. You can easily talk yourself out of a workout, but it's more difficult to do when you have a standing commitment to work out with a friend. Overall, aim for 150-plus minutes of weekly moderate-intensity aerobic exercise. Exercisers are 45 percent less likely to develop Alzheimer's disease, the Alzheimer's Drug Discovery Foundation reports.

2. Eat a daily salad. Just one serving of leafy greens a day was associated with slower cognitive decline, a 2017 study by Rush University Medical Center showed.

3. Have a superberry dessert. Dark-colored berries like blueberries and blackberries contain compounds that fight inflammation and help protect your brain. One cup of blueberries consumed daily for six months can also lower your risk of cardiovascular disease by 12 to 15 percent, according to 2019 research in the American Journal of Clinical Nutrition. Try berries and plain yogurt as your go-to after-dinner treat.

4. Develop a green tea habit. Especially if your favorite drink is soda. Researchers have found that people who consumed sweetened beverages were more likely to develop Alzheimer's, while some studies suggest green tea might promote cognitive functions.

5. Join a book club. Those who engage their mind most often through intellectual activities such as playing games or reading were 29 percent less likely to develop dementia during a five-year follow-up period, reports a 2018 Hong Kong study of adults 65 and older that was published in Psiquiatría JAMA.

6. Once a week, try something new. Listen to new music, learn some words in another language or sign up for a lecture. Lifelong learning is associated with improved brain health, and staying mentally active is linked to delayed onset of cognitive decline.

Go to Sleep Easier

7. Make your bed each morning. According to a survey by the National Sleep Foundation, those who make their bed nearly every day were more likely to report getting a good night's sleep.

8. Change your bedsheets every Sunday. Allergens can disrupt sleep. To cut down on buildup, wash your sheets weekly. Also replace pillows at least every two years and mattresses every 10, both for hygiene and for comfort (they can break down over time).

9. Face your alarm clock toward the wall. And place your cellphone facedown. Artificial light disrupts sleep. Instead of night-lights, keep a flashlight next to your bed to use when needed.

10. Turn the fan on when the lights go off. Or invest in a sound machine. Snoring partners, traffic and other ambient noise can cause you to wake during the night and experience more daytime sleepiness and fatigue. A source of white noise, like a fan, can help modulate that problem.

11. Enjoy some chamomile tea at bedtime. In a randomized, double-blind study from the University of Michigan, those taking a chamomile extract twice a day zonked out 16 minutes faster, on average.

Pump Up Your Heart Health

12. Brush and floss regularly. Swollen or bleeding gums caused by bad oral health may lead to microorganisms traveling into the bloodstream, which could cause inflammation and heart damage. Older adults who skimped on oral hygiene were 20 to 35 percent more likely to die during a 17-year study done by University of Southern California researchers.


60 Ways to Live Longer, Stronger and Better

by Nicole Pajer with Clint Carter, AARP, May 5, 2021 | Comentarios: 0

In English | Automated behaviors — making the coffee, reading the news, playing a game on a phone, checking email — account for nearly half of the average person's daily activities, according to research by Wendy Wood, a psychology professor at the University of Southern California and author of Good Habits, Bad Habits. “We do the same thing in the same context almost every day,” she says. “And we do it without thinking about it.” Intentionally or not, you've spent the past year or so creating new, often unhealthy habits.

But as we strive to get back to normal, we're presented with an unusual opportunity to reset our patterns. Here are 60 ideas from health experts. Just remember: Your brain requires up to three months of daily repetition to develop the neural pathway that automates a behavior. “But the biggest gain comes during that first month,” Wood says. “So it's important to stick with it initially.” Be persistent: The habits you set now may be the habits you stick with for life.

Boost Your Brain Health

1. Make weekly exercise dates. You can easily talk yourself out of a workout, but it's more difficult to do when you have a standing commitment to work out with a friend. Overall, aim for 150-plus minutes of weekly moderate-intensity aerobic exercise. Exercisers are 45 percent less likely to develop Alzheimer's disease, the Alzheimer's Drug Discovery Foundation reports.

2. Eat a daily salad. Just one serving of leafy greens a day was associated with slower cognitive decline, a 2017 study by Rush University Medical Center showed.

3. Have a superberry dessert. Dark-colored berries like blueberries and blackberries contain compounds that fight inflammation and help protect your brain. One cup of blueberries consumed daily for six months can also lower your risk of cardiovascular disease by 12 to 15 percent, according to 2019 research in the American Journal of Clinical Nutrition. Try berries and plain yogurt as your go-to after-dinner treat.

4. Develop a green tea habit. Especially if your favorite drink is soda. Researchers have found that people who consumed sweetened beverages were more likely to develop Alzheimer's, while some studies suggest green tea might promote cognitive functions.

5. Join a book club. Those who engage their mind most often through intellectual activities such as playing games or reading were 29 percent less likely to develop dementia during a five-year follow-up period, reports a 2018 Hong Kong study of adults 65 and older that was published in Psiquiatría JAMA.

6. Once a week, try something new. Listen to new music, learn some words in another language or sign up for a lecture. Lifelong learning is associated with improved brain health, and staying mentally active is linked to delayed onset of cognitive decline.

Go to Sleep Easier

7. Make your bed each morning. According to a survey by the National Sleep Foundation, those who make their bed nearly every day were more likely to report getting a good night's sleep.

8. Change your bedsheets every Sunday. Allergens can disrupt sleep. To cut down on buildup, wash your sheets weekly. Also replace pillows at least every two years and mattresses every 10, both for hygiene and for comfort (they can break down over time).

9. Face your alarm clock toward the wall. And place your cellphone facedown. Artificial light disrupts sleep. Instead of night-lights, keep a flashlight next to your bed to use when needed.

10. Turn the fan on when the lights go off. Or invest in a sound machine. Snoring partners, traffic and other ambient noise can cause you to wake during the night and experience more daytime sleepiness and fatigue. A source of white noise, like a fan, can help modulate that problem.

11. Enjoy some chamomile tea at bedtime. In a randomized, double-blind study from the University of Michigan, those taking a chamomile extract twice a day zonked out 16 minutes faster, on average.

Pump Up Your Heart Health

12. Brush and floss regularly. Swollen or bleeding gums caused by bad oral health may lead to microorganisms traveling into the bloodstream, which could cause inflammation and heart damage. Older adults who skimped on oral hygiene were 20 to 35 percent more likely to die during a 17-year study done by University of Southern California researchers.


60 Ways to Live Longer, Stronger and Better

by Nicole Pajer with Clint Carter, AARP, May 5, 2021 | Comentarios: 0

In English | Automated behaviors — making the coffee, reading the news, playing a game on a phone, checking email — account for nearly half of the average person's daily activities, according to research by Wendy Wood, a psychology professor at the University of Southern California and author of Good Habits, Bad Habits. “We do the same thing in the same context almost every day,” she says. “And we do it without thinking about it.” Intentionally or not, you've spent the past year or so creating new, often unhealthy habits.

But as we strive to get back to normal, we're presented with an unusual opportunity to reset our patterns. Here are 60 ideas from health experts. Just remember: Your brain requires up to three months of daily repetition to develop the neural pathway that automates a behavior. “But the biggest gain comes during that first month,” Wood says. “So it's important to stick with it initially.” Be persistent: The habits you set now may be the habits you stick with for life.

Boost Your Brain Health

1. Make weekly exercise dates. You can easily talk yourself out of a workout, but it's more difficult to do when you have a standing commitment to work out with a friend. Overall, aim for 150-plus minutes of weekly moderate-intensity aerobic exercise. Exercisers are 45 percent less likely to develop Alzheimer's disease, the Alzheimer's Drug Discovery Foundation reports.

2. Eat a daily salad. Just one serving of leafy greens a day was associated with slower cognitive decline, a 2017 study by Rush University Medical Center showed.

3. Have a superberry dessert. Dark-colored berries like blueberries and blackberries contain compounds that fight inflammation and help protect your brain. One cup of blueberries consumed daily for six months can also lower your risk of cardiovascular disease by 12 to 15 percent, according to 2019 research in the American Journal of Clinical Nutrition. Try berries and plain yogurt as your go-to after-dinner treat.

4. Develop a green tea habit. Especially if your favorite drink is soda. Researchers have found that people who consumed sweetened beverages were more likely to develop Alzheimer's, while some studies suggest green tea might promote cognitive functions.

5. Join a book club. Those who engage their mind most often through intellectual activities such as playing games or reading were 29 percent less likely to develop dementia during a five-year follow-up period, reports a 2018 Hong Kong study of adults 65 and older that was published in Psiquiatría JAMA.

6. Once a week, try something new. Listen to new music, learn some words in another language or sign up for a lecture. Lifelong learning is associated with improved brain health, and staying mentally active is linked to delayed onset of cognitive decline.

Go to Sleep Easier

7. Make your bed each morning. According to a survey by the National Sleep Foundation, those who make their bed nearly every day were more likely to report getting a good night's sleep.

8. Change your bedsheets every Sunday. Allergens can disrupt sleep. To cut down on buildup, wash your sheets weekly. Also replace pillows at least every two years and mattresses every 10, both for hygiene and for comfort (they can break down over time).

9. Face your alarm clock toward the wall. And place your cellphone facedown. Artificial light disrupts sleep. Instead of night-lights, keep a flashlight next to your bed to use when needed.

10. Turn the fan on when the lights go off. Or invest in a sound machine. Snoring partners, traffic and other ambient noise can cause you to wake during the night and experience more daytime sleepiness and fatigue. A source of white noise, like a fan, can help modulate that problem.

11. Enjoy some chamomile tea at bedtime. In a randomized, double-blind study from the University of Michigan, those taking a chamomile extract twice a day zonked out 16 minutes faster, on average.

Pump Up Your Heart Health

12. Brush and floss regularly. Swollen or bleeding gums caused by bad oral health may lead to microorganisms traveling into the bloodstream, which could cause inflammation and heart damage. Older adults who skimped on oral hygiene were 20 to 35 percent more likely to die during a 17-year study done by University of Southern California researchers.


Ver el vídeo: #Ferrari Nueva colección Licencia Oficial (Noviembre 2021).